Mundo

Macri: para defender la Constitución hay que "acatarla, no atacarla"

Mauricio Macri dijo al celebrar los 25 años de la reforma de la Constitución que la mejor forma de defender la Carta Magna es "acatarla", en vez de "atacarla"

Por  EFE

Macri: para defender la Constitución hay que

Macri: para defender la Constitución hay que "acatarla, no atacarla" | AFP

Buenos Aires.- El presidente argentino, Mauricio Macri, dijo este sábado al celebrar los 25 años de la reforma de la Constitución argentina que la mejor forma de defender la Carta Magna es "acatarla", en vez de "atacarla" y sostuvo que en el pasado el sistema pareció enfocado a "beneficiar a los políticos".

"No hay mejor manera de defender la Constitución que acatarla, no atacarla", aseguró Macri en un acto de conmemoración en la ciudad de Santa Fe (centro), casi dos semanas después de las elecciones primarias, en las que tuvo menos apoyo que el candidato opositor peronista Alberto Fernández (Frente de Todos), favorito para los comicios del 27 de octubre y cuya fórmula a la Presidencia es la exmandataria Cristina Fernández.

El presidente insistió en que defender el texto constitucional consiste en "reclamar la libertad de prensa", "respetar" la división de poderes y no pretender tener "privilegios injustos sobre los demás".

"Nuestro sistema político, por momentos, pareció estar más enfocado en beneficiar a los políticos que a quienes tienen que representar (...), y me da mucho orgullo ver que hoy hay una cultura de poder diferente en la Argentina", consideró.

En ese sentido, añadió que en la actualidad "se respira libertad y hay transparencia sobre la mesa".

En las primarias del pasado 11 de agosto, en las que se conoció el nivel de apoyo de cada uno de los candidatos a la Presidencia, el conservador Mauricio Macri registró 15 puntos menos que el peronista Alberto Fernández.

"La posibilidad de seguir transformando para siempre la Argentina está en nuestras manos (...), depende de nosotros y de nadie más, queridos argentinos, depende de nosotros y de nadie más", enfatizó el presidente.

Al reflexionar sobre la reforma constitucional de 1994 y en unos días en los que se ha recrudecido la actual crisis económica que el país sufre desde abril del año pasado, el mandatario afirmó que Argentina ha superado varias coyunturas similares en los 25 años desde la reforma, pero que ninguna afectó a la democracia.

"En los últimos 25 años sufrimos crisis, algunas muy graves, pero nunca dudamos de la democracia, que se convirtió en nuestra identidad y en nuestra esencia, por eso está en nosotros cuidarla", indicó.

La de 1994 es la última reforma de la Constitución Nacional de Argentina y surgió del consenso entre los dos partidos mayoritarios en ese momento, el peronista Partido Justicialista y la Unión Cívica Radical.

Modificó parte de la estructura institucional, incorporó nuevos derechos en base a los tratados internacionales sobre derechos humanos, e incluyó cambios como por ejemplo la reducción del mandato presidencial a cuatro años, la elección directa de presidente y vicepresidente y la aparición de la segunda vuelta en los comicios para dirimir el vencedor.