Mundo

Madre hondureña vela a su hijo en la calle por no tener hogar

Una mujer de escasos recursos pasó velando por horas a su hijo en plena calle en la ciudad de Tegucigalpa, Honduras

Por  El Debate

Madre hondureña vela a su hijo en la calle por no tener hogar(Imagen ilustrativa/ Pixabay)

Madre hondureña vela a su hijo en la calle por no tener hogar | Imagen ilustrativa/ Pixabay

Tegucigalpa, Honduras.- Una madre hondureña de escasos recursos velaba a su hijo en plena calle sobre un puesto de madera, debido a que no contaba con un hogar donde poder darle el último adiós a su consanguíneo que murió a la parecer por dengue, en la ciudad de Tegucigalpa.

Sonia G., permanecía al lado del ataúd de su hijo Carlos Moisés L, quien falleció el pasado lunes a los 29 años de edad, según detalló el diario La Prensa.

Un féretro color gris con unos pocos de arreglos florales colocado sobre un puesto de madera con techo de lámina llamaba la atención de las personas que pasaban por la acera de la avenida Gutenberg, en la Colonia El Guanacaste, en Tegucigalpa.

Sonia dijo al medio que su hijo había muerto aparentemente por dengue. Indicó que el joven había enfermado de diarrea y vómito. Aunque lo llevó a un hospital, dijo que sólo lo inyectaron y lo regresaron. 

La última vez se desmayó en la entrada del hospital, ahí sí lo aceptaron, pero sólo duró cuatro días, ahí murió mi hijo", expresó la doliente.

Postrada en una silla de ruedas junto al ataúd de su hijo, la mujer dijo que él era la única persona que la ayudaba. Recordó que Carlos Moisés se ganaba la vida lavando carros, haciendo algunos mandados y ayudando en las tiendas.

Entre lágrimas, la madre hondureña lamentó que no tenía un hogar donde vivir.

No tengo donde vivir, por eso lo estoy velando en la calle, vivo en esta acera, mi hijo se crió acá", expresó.

Algunos vecinos que se dispusieron a acompañar a la mujer cubrieron las orillas del ataúd con bolsas de hielo y limones para retrasar la descomposición del cadáver.

Después de velar el cuerpo de Carlos por algunas horas, el féretro fue llevado al panteón, donde unos pocos de amigos y familiares acompañaron a Sonia a darle el último adiós a su hijo.

Más noticias