Mundo

Madre mata a su bebé untando heroína en sus encías para hacerla dormir

Kimberly Nelligan mató a su bebé de un año tras untarle fentanilo en sus encías para hacerla dormir; hoy se encuentra en libertad condicional

Por  Raúl Durán

La bebé Jordy no pudo soportar la gran cantidad de fentanilo que su madre le había suministrado.(Imagen temática: Archivo)

La bebé Jordy no pudo soportar la gran cantidad de fentanilo que su madre le había suministrado. | Imagen temática: Archivo

Maine.- Una madre estadounidense provocó la muerte de su bebé de un año de edad tras untarle heroína en las encías para hacerla dormir.

El hecho sucedió en octubre de 2018 en la ciudad de Bangor (EU), cuando Kimberly Nelligan llamó a servicios de emergencia alertando que su bebé, llamada Jordy, no respiraba y se hallaba inconsciente.

Cuando personal del Cuerpo de Bomberos y la Policía llegaron a su vivienda, encontraron que la pequeña Jordy no tenía signos vitales, por lo que la declararon muerta.

Los resultados de la autopsia revelaron que la bebé había fallecido a causa de una intoxicación aguda con fentanilo, cuya potencia es hasta 50 veces mayor al de la heroína común.

Kimberly Nelligan fue detenida tras la muerte de la bebé, en octubre de 2018. Foto: Prisión del condado de Penobscout.

En un principio, la madre se declaró inocente en el juicio y negó categóricamente consumir cualquier tipo de droga, pero el padre de Jordy aseguró haber sido testigo del momento en que Kimberly frotaba las encías de la pequeña con el opiáceo.

Tras el testimonio del padre, la mujer no tuvo más remedio que aceptar que consumía heroína al menos una vez a la semana desde que la bebé había nacido, por lo que se le imputan varios cargos en relación a la posesión de drogas y el maltrato infantil.

Sin embargo, pese a la muerte de la pequeña, la mujer se encuentra actualmente en libertad condicional y tiene prohibido consumir alcohol o drogas ilegales, así como establecer cualquier tipo de contacto con menores de 18 años y el padre biológico de Jordy.

El próximo 12 de noviembre de este año, Kimberly deberá comparecer ante el juez para dar seguimiento a su caso.

Con información de Bangor Daily News