Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Mundo

Madres hierven papel periódico para alimentar a sus niños

El Comité Internacional de la Cruz Roja lamenta la desesperada situación en Siria

Por: El Debate

CICR lamenta la desesperada situación en Siria. Foto: CICR

CICR lamenta la desesperada situación en Siria. Foto: CICR

Siria.- El Año Nuevo no trae luz ni esperanza a la población siria, la guerra les ha quitado todo y la dejado un panorama desolador en el que encontrar alimentos es más que una osadía.

“Siria es un país que está creciendo con una generación rota”, así describe la situación actual en este lugar Patricia Rey, jefa de comunicaciones del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).

Según El Comercio, el CICR y Media Luna Roja Árabe Siria tratan de auxiliar a las víctimas de estas circunstancias y llevan , a donde es posible alimento y medicamentos.

Siria es devastadora, hay sitios donde los alimentos elevan demasiado sus precios y los médicos son quienes eligen quien sobrevive ante la escasez de medicina.

Desde 2011 comenzó este infierno para la población y son ya entre 300 000 y 400 000 los muertos que la guerra ha dejado, según la ONU.

El objetivo en mira de estas organizaciones es la Guta Oriental, sitio en el que casi 400 000 habitantes se encuentran asediados por tropas de Bashar Al Asad.

Alimentos, un privilegio de pocos

Así es la dura realidad en este lugar, la leche no existe y las madres intentan alimentar a sus pequeños con leche en polvo que ya es extremadamente difícil de conseguir.

Productos básicos como azúcar o té son casi inexistentes o todo un lujo. Un kilo de azúcar cuesta 25 dólares cuando costaba 50 centavos de dólar.

En la Guta Oriental “por el frío, porque ahora mismo tenemos temperaturas en zonas de Siria que están bajo cero, las comunidades no pueden seguir sus actividades agrícolas como solían hacerlo. No hay combustible. No se puede bombear el agua”.

Madres hierven papel periódico para alimentar a sus niños. Foto: CICR

La atención médica escasea

“Hay una preocupación enorme que es la falta de acceso a asistencia médica. En muchas zonas de Siria los medicamentos están de alguna manera bloqueados y no se puede introducir algunos que son tan claves”.

Enfermedades crónicas como el cáncer o enfermedades del hígado no pueden ser tratadas porque no existen los insumos necesarios.

“Lamentablemente, la población depende mucho de organizaciones humanitarias. Tienen las casas destrozadas. Un millón y medio de personas han recibido, gracias a nuestro acceso, cuidados de salud. Tenemos clínicas móviles”, informa el CICR.

Madres hierven papel periódico para alimentar a sus niños. Foto: AP

Luchar para ayudar

Ayudar a los más desfavorecidos es toda una proesa, para ello es necesaria la constante comunicación que mantiene esta organización con los grupos armados, con las fuerzas de seguridad y con el Gobierno sirio.

El CICR no forma parte de las negociaciones políticas.

El fin de la guerra

“Hubo cierto optimismo, se habla de zonas seguras a las que se puede volver. A nosotros, estando en el terreno, nos preocupa que las condiciones de vida son precarias. No hay dónde vivir, ni hospitales.”

Madres hierven papel periódico para alimentar a sus niños. Foto: CICR

El futuro

“Siria es un país que está creciendo con una generación rota, niños que no están yendo a las escuelas. No acceden a educación”. Esto no es lo más preocupante pues la escasez de alimentación básica, de medicamentos y el frío esta matando a muchos, la esperanza es escasa en el lugar.

Comen lo que pueden

Para el personal del CICR lo más duro es ver la frustración y desesperación de las madres que no tienen que darles a sus pequeños de comer y terminan por opciones poco convencionales.

“Hay madres que hierven hojas, césped, papel de periódico para darle de comer algo caliente a sus niños. Porque no hay nada que les puedan llevar a la boca. Eso es muy duro de olvidar”.

En esta nota:
  • Desesperanza en Siria
  • Guerra Siria
  • Hambre y muerte tras guerra