Mundo

Maduro se dice dispuesto a comprar alimentos a Brasil para Venezuela

Nicolás maduro quiere comprar a Brasil los alimentos y medicamentos que necesita Venezuela para cubrir sus carencias

Por  EFE

Este sábado, Nicolás Maduro aseguró estar dispuesto a comprar a Brasil alimentos para subsanar las carencias en el país, mientras en las fronteras hay enfrentamientos entre manifestantes que piden a las fuerzas de seguridad que permitan el ingreso de ayuda humanitaria.

"Nosotros hemos estado dispuestos a comprar todo el arroz, toda la carne que nos manden de Brasil (...) pero pagándolo chin-chin (al contado). No somos mala paga",dijo Maduro en un acto en "defensa de la revolución" en Caracas.

Maduro sostuvo además que también miembros de una comisión de la Unión Europea (UE) "nos hicieron saber que ellos estaban dispuestos a una asistencia de apoyo humanitario a Venezuela legal y formalmente" y que él aceptó esta propuesta.

"¿Nos están bloqueando medicinas?, les dimos la lista completa de medicinas, ¿nos están bloqueando alimentos?, les dimos la lista completa de necesidades y les dijimos 'vamos a coordinar con ONU para a ver si cumplen su oferta'", aseguró Maduro.

El presidente venezolano enfatizó, en el mismo discurso donde anució romper relaciones con Colombia que:

Todo lo que envíe la UE lo vamos a pagar, no somos mendigos de nadie

Maduro informó de esta petición a Brasil mientras en la frontera con ese país también se reportan enfrentamientos que ya han dejado cuatro fallecidos y al menos una veintena de heridos, según el Parlamento venezolano.

Asimismo, esta misma jornada dos camiones con cargamentos de la ayuda humanitaria fueron quemados en el puente Francisco de Paula Santander, que conecta a Venezuela y Colombia, por la Policía Nacional Bolivariana en lado venezolano, según denunció la diputada Gaby Arellano.

El líder opositor Juan Guaidó que hace un mes anunció asumir funciones de presidente encargado, aseguró que la destrucción de ayuda humanitaria es un crimen de lesa humanidad y que ya recibió el respaldo de la comunidad internacional por este hecho.