Mundo

Maestros de Chicago se niegan a regresar a clases pese a reapertura de Escuelas Públicas

El sindicato de maestros de Chicago se rehusa a volver a las aulas ante el peligro que aún representa la pandemia de Covid-19 para ellos y los alumnos en las escuelas

Por  Óscar Barrón

Temática(Pixabay)

Temática | Pixabay

Chicago.- Los miembros del Sindicato de Maestros de Chicago, Estados Unidos, han votado por un estrecho margen para desafiar los planes de reapertura de las Escuelas Públicas de Chicago y continuar trabajando desde casa el lunes debido a preocupaciones de salud y seguridad.

Los funcionarios de la ciudad habían dicho que verían la negativa colectiva del trabajo en persona como una huelga, pero en respuesta a la votación del domingo dijeron que retrasarán el regreso programado para el lunes de miles de maestros y personal hasta el miércoles “para asegurarnos de que tengamos tiempo necesario para resolver nuestras discusiones sin correr el riesgo de interrumpir el aprendizaje de los estudiantes ".

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

La decisión de la CTU de rechazar el trabajo presencial marca la culminación de una pelea de meses entre el sindicato y el tercer sistema escolar más grande de Estados Unidos sobre cómo y cuándo reabrir las escuelas durante la pandemia, un desacuerdo que amenaza con hundir la educación de la ciudad en una confusión más profunda si no se llega a un acuerdo en los próximos días.

"¿Entonces, qué significa esto? Significa que la inmensa mayoría de ustedes ha elegido la seguridad ”, dijo el sindicato a los maestros y al personal el domingo. "CPS hizo todo lo posible para dividirnos inculcando miedo a través de amenazas de represalias, pero aún así eligió la unidad, la solidaridad y actuar colectivamente como uno".

Aproximadamente el 86% de los 25 mil miembros de la CTU de base votaron sobre la resolución de no asistir a las escuelas, y el 71% de esos miembros aprobaron la acción colectiva.

Si se considera la membrecía completa, el 61% dio su aprobación en una votación inusualmente cerrada para acciones laborales de CTU.

Cuando la CTU votó a favor de la huelga en 2019, el 94% de todos los miembros optaron por retirarse.

El liderazgo del sindicato ha sido inflexible en esta decisión no es una huelga ya que los maestros tienen la intención de seguir trabajando desde casa, una opción que el distrito escolar ya no permite para aproximadamente la mitad de los miembros del sindicato a partir de esta semana.

Leer más: Estados Unidos supera los 25 millones de casos registrados desde el inicio del coronavirus

Si no se llega a un acuerdo el miércoles, no está claro si CPS excluirá a todos sus maestros del trabajo remoto, como lo ha hecho con unas pocas docenas de miembros del personal de prejardín de infantes y educación especial que no se han presentado a trabajar como se ordenó este mes. El sindicato ha dicho que haría huelga en ese escenario.
 

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo