Selecciona tu región
Mundo

¿Mar para Bolivia? Pedro Casillo, a favor de darles "franja marítima" en Perú

El Presidente de Perú, Pedro Castillo, declaró en entrevista para CNN que apoya una posible cesión de territorio marítimo a Bolivia

Por EFE

-

Lima.- El presidente de Perú, Pedro Castillo, declaró este martes estar a favor de que Bolivia tenga una salida al mar, pero evitó definir si había una democracia o un mandatario elegido democráticamente en Cuba o en Venezuela.

En entrevista con el programa Conclusiones, con Fernando del Rincón de la cadena CNN en Español, Castillo confirmó que en un evento, antes de ser candidato a la Presidencia de Perú, declaró estar a favor de dar "mar para Bolivia" y que se trata de un derecho de esta nación vecina.

Agregó que "ahora nos pondremos de acuerdo, le consultaremos al pueblo".

Leer más: Familias de "presos políticos" piden proceso de unificación nacional a Ortega

"Si los peruanos están de acuerdo, yo me debo al pueblo, jamás haría cosas que el pueblo no quiera", anotó sobre una eventual consulta popular para otorgar una salida al mar a Bolivia por territorio de Perú.

Bolivia perdió su acceso al océano Pacífico en la Guerra del Pacífico y reclama a Chile una negociación para recuperar su soberanía marítima.

Sin embargo, Perú le ofreció a Bolivia una franja de playa para su libre uso por 99 años y una zona franca en la provincia de Ilo que aún no alcanza su total desarrollo, 30 años después de su creación.

Castillo expresó estar de acuerdo con abrir las fronteras en la región y no poner barreras.

Sin embargo, el mandatario izquierdista matizó con que "no estoy diciendo que le voy a dar mar a Bolivia".

Sin opinión sobre Cuba y Venezuela

En otro momento, el periodista Fernando del Rincón le preguntó sobre su opinión respecto a los modelos de Gobierno en Cuba y Venezuela, ante lo cual Castillo respondió con evasivas.

Sobre Cuba, el gobernante dijo que es "un país hermano" y que "habría que preguntarle a los cubanos" si viven en democracia porque, en su caso, "no quisiera que otra persona se entrometa" en sus asuntos internos.

Respecto a qué gobernante reconoce en Venezuela si a Nicolás Maduro o al líder opositor Juan Guaidó , Castillo respondió "a quien han elegido los venezolanos" y añadió que no se va a meter "en problemas de otros países".

"El problema de los venezolanos, los resuelven los venezolanos. Hay que tener una lectura en el marco de cómo se desarrollan los pueblos", anotó.

No obstante, agregó que "nunca lo encontré (sentido) al Grupo de Lima", que Perú impulsó desde 2017 con una docena de naciones de la región para rechazar al Gobierno de Nicolás Maduro.

Castillo remarcó que no va a traer ningún modelo político exterior, "sino el modelo que quieren los peruanos, un modelo libre de delincuencia, libre de narcotráfico".

"Quiero que las fronteras se abran para todos los países sin ningún tipo de ideologías", expresó.

Sin luna de miel, ni entretenimienteo

Durante la extensa entrevista transmitida en dos días, el mandatario peruano declaró que nunca pasó "por una luna de miel, como se ha dado en los demás Gobiernos", al comentar las denuncias y el intento de destitución que afrontó a los pocos meses de asumir el cargo.

"Nunca me formé para político. No fui entrenado para ser presidente", admitió Castillo, profesor de profesión y líder sindicalista antes de postular a la Presidencia de Perú en 2021.

"Yo no me fui al exterior. Yo no fui a los Estados Unidos porque no me presté a eso. Yo estoy acá por el país, por el pueblo. Y estoy acá para dar la cara por el país. Y no le voy a robar un centavo al país", insistió el gobernante en alusión a la lideresa opositora Keiko Fujimori, que se educó en universidades de Estados Unidos.

Tras comentar que Perú va a seguir siendo su escuela, Castillo detalló que "la escuela es hacer las cosas bien, corregir lo que está mal y hacer las cosas para bien de todos los peruanos. Eso para mí también es una escuela".

Respecto al papel del controvertido líder del partido Perú Libre que lo llevó a la presidencia, Vladimir Cerrón, en el Ejecutivo, el mandatario respondió que "no tiene ninguna influencia en los nombramientos del gabinete".

Leer más: La OCDE inicia conversaciones para adhesión de Brasil, Argentina y Perú

Asimismo, rechazó que haya tenido "un despacho clandestino", en una casa que usó durante la campaña, para reunirse con empresarios y políticos que ganaron licitaciones y puestos de confianza en su gobierno.

Síguenos en