Selecciona tu región
Mundo

Marea republicana: El triunfo de Joe Biden podría no ser certificado

La puga de esta sector del senado de Estados Unidos está de la mano de Ted Cruz y otros 11 funcionarios

Por Andres Rodriguez

-

Estados Unidos.- Un grupo de senadores republicanos liderados por el veterano legislador Ted Cruz dijo el sábado que no votarían la próxima semana para certificar la victoria de Joe Biden en las elecciones en Estados Unidos, la última medida de último momento para apoyar los esfuerzos de Donald Trump para socavar la votación.

La iniciativa, que parece seguro que fracasará, contraviene las sentencias de decenas de tribunales y las conclusiones de los funcionarios en varios estados clave de que no hubo problemas de votación generalizados.

La declaración de los republicanos, firmada por Cruz y otros seis senadores actuales junto con cuatro senadores electos, afirma que "las acusaciones de fraude e irregularidades en las elecciones de 2020 superan a cualquiera de nuestras vidas".

El grupo dijo que cuando el Congreso se reúna en una sesión conjunta el miércoles, para lo que normalmente sería una certificación pro forma de la victoria de Biden, exigirán la creación de una comisión especial para realizar una "auditoría de emergencia de 10 días" de las elecciones.

Ted Cruz es uno de los senadores que comanda esta protesta hacia la des-certificación del triunfo de Joe Biden. AFP

La declaración dice que los estados individuales podrían entonces convocar sesiones legislativas especiales y potencialmente revisar sus totales de votos.

Los líderes republicanos del Senado intentaron desalentar un impulso de los miembros del partido para oponerse a la ratificación de la victoria del Colegio Electoral del presidente electo demócrata Joe Biden, ya que destacados legisladores republicanos se dividieron en bandos opuestos antes de la sesión conjunta del miércoles.

El 117 ° Congreso está en marcha, mientras el presidente Trump lanza un último desafío a su derrota electoral, y el control del Senado pende de un hilo.

Donald Trump tiene entonces esta opción del apyo de su parte del senado como último recurso antes de entregar la Casa Blanca. AFP

Decenas de legisladores republicanos de la Cámara de Representantes y el Senado se mantienen fieles a Trump y han prometido hacer oír sus reclamos en el mismo Capitolio donde sesionará el Congreso para certificar el voto de los grandes electores: 306 para Joe Biden, 232 para Donald Trump.

Pero sus objeciones no impedirán el procedimiento pero podrían retrasarlo. Biden está programado para juramentar el 20 de enero.

El vicepresidente Mike Pence presidirá la sesión del Congreso que se realizará en la Cámara del Antiguo Senado en el Capitolio de Washington D.C. Esa certificación suele ser una formalidad, pero Donald Trump ha presionado a Pence, su soldado fiel, para que anule la victoria del demócrata, al afirmar falsamente que el vicepresidente tiene la autoridad para descartar votos.

Síguenos en
Más sobre este tema