Mundo

Más de 500 bomberos controlan gran incendio en el centro de Lima

El gran incendio se desató en unos almacenes en la zona comercial de "Mesa redonda", en el casco antiguo de Lima

Por  EFE

Más de 500 bomberos controlan gran incendio en el centro de Lima.(EFE/ Agencia Andina)

Más de 500 bomberos controlan gran incendio en el centro de Lima. | EFE/ Agencia Andina

Lima.- Más de 500 bomberos participaron en el combate de un incendio que se desató este viernes en una zona comercial del centro histórico de Lima y que fue controlado casi en su totalidad por los voluntarios durante toda la noche del sábado, sin causar víctimas, pero sí grandes pérdidas económicas

Aunque el siniestro mantiene aún pequeños focos de fuego, las autoridades señalaron que ya se extinguió casi en su totalidad y se espera que hacia el mediodía de este sábado sea totalmente sofocado para comenzar la remoción de los escombros.

El gran incendio se desató en unos almacenes en la zona comercial de "Mesa redonda", en el casco antiguo de Lima, donde en 2001 murieron unas 300 personas en un suceso similar.

Entre las autoridades que llegaron al lugar estuvo el alcalde de Lima, Jorge Muñoz, quien anunció que se hará una evaluación de los inmuebles comprometidos por el fuego y señaló que los locales contaban con licencia de funcionamiento y la autorización de la Defensa Civil.

"He estado conversando con el ministro del Interior, Carlos Morán, quien ha ofrecido la presencia policial en la zona para poder hacer el trabajo que corresponde", señaló Muñoz antes de decir que se harán "algunas mejoras en este lugar para que esto no se repita".

El jefe de la Región Policial de Lima, Mario Arata, informó, por su parte, que los trabajos de recuperación tardarán entre tres a cuatro semanas y que el siniestro dejó grandes pérdidas económicas.

"Hay grandes pérdidas, este es un trabajo que se va a demorar entre tres a cuatros semanas para que se pueda recuperar. Estamos trayendo maquinarias pesadas para levantar los escombros", declaró Arata a la estatal TV Perú.

Agregó que hasta el lugar se desplazaron cientos de agentes de la Policía, que se encargaron de resguardar la seguridad y apoyar a los bomberos en los trabajos de evacuación y seguridad.

Unos "350 policías fueron desplegados para la cobertura de los servicios de seguridad, evacuación y apoyo de los bomberos. Algunos comerciantes se resistían, pero luego entendieron que era muy peligroso estar acá", acotó.

Los bomberos voluntarios de Perú confirmaron a Efe que el siniestro comenzó hacia las 17.30 horas del viernes (22.30 GMT) por causas aún no determinadas, en el edificio de una galería en la que al parecer se almacenaban productos inflamables de limpieza.

Los voluntarios ordenaron la movilización de todas las compañías de Lima y el vecino puerto del Callao, mientras que cientos de policías establecieron un cerco de seguridad a varias cuadras alrededor del lugar.

Desde esa distancia se observaba cómo las llamas consumían un edificio de varios pisos, caían cornisas y, tras escucharse explosiones, el fuego se propagaba a un inmueble ubicado enfrente en el que, según indicaron vecinos de la zona, funciona una escuela, que estaba cerrada por ser Viernes Santo.

El presidente de Perú, Martín Vizcarra, llegó al lugar pocas horas después y, tras conversar con los comandantes de los bomberos, declaró que el fuego ya había sido "confinado" para evitar su propagación, pero los bomberos aún debían trabajar "toda la noche".

Vizcarra agregó que, a pesar de la magnitud del siniestro, el que se haya producido "un viernes y feriado ha evitado la pérdida de vidas humanas".

El Centro de Operaciones de Emergencia Nacional (COEN) detalló que el incendio se inició en un almacén de la cuadra 7 del jirón Cusco, en una calle cercana al Mercado Central, el Barrio Chino y la antigua iglesia y convento de Cristo Redentor.

"Mesa Redonda" sufrió el 29 de diciembre de 2001 un gigantesco incendio en un área dedicada a la venta y el almacenamiento clandestino de productos pirotécnicos, lo que causó la muerte de unas 300 personas, en la que es considerada la más grande tragedia de este tipo en la historia de Perú.