Selecciona tu región
Mundo

Mató a su esposa y le puso lentes oscuros para que sus hijos creyeran que estaba viva en Navidad

William mató a su esposa, le puso lentes y la sentó en la sala para que sus hijos; un bebé de semanas y dos niñas de 3 y 8 años, no sospecharan de la muerte al abrir los regalos de navidad  

Por Valeria Estrada

-

Estados Unidos.- En pleno festejo de Navidad, William mató a su esposa, le puso unos lentes oscuros y la sentó en un sillón para que sus hijos pequeños creyeran que estaba viva pero alcoholizada.

De acuerdo a las investigaciones policiales de Estados Unidos, los hechos sucedieron en Anaheim, California, el ahora detenido asesinó a su esposa dentro de su recamara, posteriormente arrastró el cuerpo hacia la sala, le puso unos lentes oscuros y la sentó en la sala.

Ya en la sala el hombre obligó a sus hijos, un bebé de siete semanas de nacido y sus dos hijas de 3 y 8 años de edad a abrir los regalos de Navidad frente a su madre para que no se percataran de que estaba muerta.

Leer más: En condiciones inhumanas, salvan a siete niños desnudos, hambrientos y heridos de una casa

Las investigaciones arrojaron que el hombre empujó a su esposa, identificada como Za'Zell contra una mesa de vidrio, luego arrastró el cuerpo al baño y lo dejó caer, haciendo que se golpeara la cabeza con el retrete, esto de acuerdo a al declaración de la hija.

Leer más: Muere Gregorio, primer caso de hongo negro en México

Luego de que se descubriera el asesinato William fue detenido por elementos policiacos y hallado culpable por el delito de asesinato en segundo grado. 

Síguenos en

Últimas noticias