Mundo

Mató a sus hijas y al ser ejecutado pidió pastel de limón

El hombre fue sentenciado a muerte por prender fuego a su casa y asesinar a sus hijas, después de morir se ha ido descubrieron poco a poco que podría haber sido inocente  

Por  Valeria Estrada

Mató a sus hijas y al ser ejecutado pidió pastel de limón/Foto: Pixabay

Mató a sus hijas y al ser ejecutado pidió pastel de limón/Foto: Pixabay

Estados Unidos.- A dos días de Navidad, un incendio devoró una casa de madera, dejando a tres niñas muertas: Amber de dos años y las gemelas Karmon y Kameron, de un año, al momento del fuego el papá de las pequeñas se encontraba ahí, la mamá de ellas se encontraba comprando los regalos de navidad. 

El papá de las niñas, que fue identificado como Cameron Willingham, se le acusó de asesinato, y fue condenado a muerte, una de sus últimas peticiones fue un pastel de limón. 

Cameron Willingham vivía con su familia en una pequeña casa en Corsicana, perteneciente al condado de Navarro a 60 millas al sur de Texas, de acuerdo a las investigaciones cuando el fuego se suscito él se encontraba dormido. 

A lo relatado por Cameron W., él estaba durmiendo cuando el humo y llamas hicieron que se despertara, como pudo salió de su casa sin ningún rasguño, pero no pudo sacar a sus hijas de entre las llamas. 

Tras la averiguaciones la policía mencionó que en la casa había restos de combustible, dijeron que Cameron lo había puesto ya que trabajaba como mecánico y aseguraron que él ya contaba con antecedentes criminales. 

Vecinos que estuvieron el día del incendió dijeron que el hombre se encontraba hincado y le pidieron que entrara a salvar a las niñas pero este se negó. 

También comentaron que cuando el fuego hizo que los cristales explotaran este solo corrió por su auto para moverlo de lugar para que no se dañara, otro más testifico que al siguiente día Cameron y su esposa, Stacy, recorrieron la casa escuchando música y riendo.

Cameron fue encerrado en prisión, su compañero de celda comentó durante un juicio que él le había confesado que prendió fuego a la casa para ocultar las heridas por el abuso al que su esposa sometía a una de las niñas. 

Los hechos sucedieron en el año de 1991, en el año 1993 fue sentencia a muerte, sin embargo sus abogados llevaron su caso a diferentes tribunales, tres veces se le fue negado un amparo ya que decía que él era inocente del asesinato de sus hijas. 

Fue hasta el 17 de febrero del 2004 cuando Cameron fue asesinado en la penitenciaria estatal de Huntsville, su última comida fue un pastel de limón. tres costillas de cerdo a la barbacoa con ros de cebolla y enchiladas en ternera. 

El de la foto Cameron Willingham, la casa de fondo, el lugar donde las niñas murieron/Foto: AP

Sus últimas palabras antes de morir fueron las siguientes:

“Lo único que quiero decir es que soy un hombre inocente condenado por un crimen que no cometí. He sido perseguido durante 12 años por algo que no hice. Vengo del polvo de Dios y en polvo me convertiré para que la tierra sea mi trono. Tengo que irme, amigos”.

A minutos antes de ser asesinado con una inyección letal, Cameron le declaró su amor a una mujer llamada Gaby, e insulto a su exesposa, que estaba en el lugar, diciéndole que se pudriera en el infierno e intentó hacerle un gesto obsceno con su mano amarrada. 

Cameron murió el 17 de febrero del 2004 a las 6:20 de la tarde a la edad de 36 años, y tras su muerte parece ser que en realidad era inocente. 

Unas vecinas de Cameron dijeron que fueron a la casa de él luego de olieran el humo y vieron al sentenciado gritando desesperadamente “¡mis bebés se están quemando!” mientas intentaba entrar a su casa a rescatar a sus niñas. 

Luego se quedó quieto, en silencio, en estado de shock. pero cuando lo elementos policíacos y del H. cuerpo de Bomberos se puso histérico. 

Mientras que el preso que dijo que Cameron le comentó que había incendiado la casa confesó que había sido mentiras, que solo lo dijo para poder que le reducieran una condena y que recibió miles de dolares de un empresario.

Además, los cadáveres de las tres niñas ninguno presentaba signos de abuso, y tras averiguaciones más precisas se puedo descartar que el fuego haya sido provocado por algún químico, como se había comentado al principio. 

La investigación de que el fuego no había sido provocado por gasolina se le fue compartida a el gobernador de aquel entonces antes de la ejecución, sin embargo no la tomó en cuenta. 

Uno de los jurados confesó que no dormía al pensar que se había equivocado en decir que Cameron era culpable. 

Uno de los médicos que "revisó" a Cameron dijo que el tenía problemas mentales ya que posters de bandas de heavy metal con calaveras y otros símbolos macabros, este hombre resultó ser amigo de un fiscal.

Mientra que el otro doctor que también lo examino y lo diagnosticó como sociopata fue retirado de la profesión por realizar diagnósticos sin revisar a sus pacientes. 

Ahora su historia será hecha pelicula que se estrenará este año, la cual llevará el nombre en español "Prueba de fuego" y en ingles "Trial by Fire"