Mundo

Me dan pena los mexicanos: presidenta autoproclamada de Bolivia

Jeanine Áñez, presidenta autoproclamada de Bolivia, aseguró que "le dan mucha pena los mexicanos" por tener "un socialista en el poder"

Por  Raúl Durán

Jeanine Áñez, presidenta autoproclamada de Bolivia, aseguró que

Jeanine Áñez, presidenta autoproclamada de Bolivia, aseguró que "le dan mucha pena los mexicanos" por tener "un socialista en el poder". | EFE

La Paz.- Jeanine Áñez, autoproclamada presidenta interina de Bolivia, aseguró que le dan "pena los mexicanos" tras recibir como asilado político a Evo Morales.

Áñez asumió la presidencia interina este martes en una sesión sin quórum del Parlamento, donde el jefe militar le colocó la banda presidencial y le entregó el bastón de mando (aunque nadie le tomó juramento).

En entrevista con Fernando del Rincón para la cadena CNN, Áñez confirmó que Evo Morales se trasladó a México porque "no se atrevía a responderle al país", y lo consideró "un acto cobarde".

... y ahora está en México queriendo verse como una víctima y queriendo engañar al mundo entero diciendo que lo que hubo en Bolivia fue un golpe", añadió.

"Gracias a Dios ha permitido que la Biblia vuelva a entrar a Palacio, que él nos bendiga", proclamó Áñez al asumir la presidencia interina. Foto: AP

Al ser cuestionada sobre su opinión respecto al gobierno mexicano, la mujer de 52 años declaró que los mexicanos "le dan pena", dado que su decisión ha sido tener "un socialista en el poder".

A mí me dan mucha pena los mexicanos, porque de algo de lo que nosotros queremos salir, ellos decidieron entrar.

"Ojalá que los mexicanos no pasen estas situaciones tan desafortunadas (...) solo por el hecho de reclamar el hecho de vivir en democracia y libertad. Porque así son los socialistas, utilizan los mecanismos democráticos y luego se aferran al poder; y después engañan a la gente, cooptan instituciones, se termina la institucionalidad democrática", añadió.

Pero la decisión de los mexicanos fue esa: un socialista en el poder, y ojalá que no tengan que lamentarlo como nosotros lo estamos lamentando".

Respecto a su proclamación como presidenta interina de Bolivia, las segunda vicepresidenta del Senado, señaló que ella está "ocupando el puesto que le corresponde" conforme a la Constitución, pues "no podía haber ausencia del Estado".

Explicó que para ella lo sucedido en su país no fue un golpe de Estado, pues este "ya estaba convulsionado", y que las manifestaciones y protestas fueron movilizadas por personas, no por grupos políticos.

La demanda de la sociedad era paficicar a Bolivia. No podíamos ser indiferentes a la situación que nos dejó Evo Morales", aseveró.

Con información de EFE.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo