Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Menor resulta herido por bala pérdida en una escuela

Después de que unos delincuentes intentaron atacar al vigilante de una institución educativa de Colombia 

Foto: Temática / Pixabay

Colombia. - Un menor resultó herido de bala en una escuela después de que unos delincuentes intentaron atacar a un hombre y el vigilante de la institución reaccionó. 

Los hechos 

Dos sujetos a bordo de una motocicleta que seguían a un hombre que llegó justo a la puerta del colegio fueron vistos por el vigilante de la escuela, quien se percató que los hombres querían asaltar a su víctima, comenzaron la balacera, alumnos que iban llegando después de un paseo fueron testigos cuando uno de ellos resultó herido.  

El coronel Hugo Molano, comandante del distrito de Policía de Soledad, informó: "los delincuentes lo que hacen es disparar contra el vigilante, con tan mala suerte que un estudiante que estaba ahí resulta lesionado". 

El menor cursa el séptimo grado de ese colegio y hasta el momento se encuentra bajo un pronóstico reservado en cuidados intensivos.  

De acuerdo a los policías, los delincuentes ya fueron identificados por las cámaras de seguridad de la escuela.  

 

Información de Noticias Caracol .

CASOS POR BALAS PERDIDAS  

Estados Unidos.- Un niño de 13 años murió luego de que una bala perdida le cayera en la cabeza. 

El lamentable hecho ocurrió el pasado 1 de julio cuando Noah Inman, se encontraba jugando baloncesto con sus amigos y de repente “del cielo” cayó una bala. En ese momento el menor se desplomó. 

“Alguien, de quien todavía desconocemos su identidad, disparó al aire desde un lugar cercano. No creemos que el objetivo fuera Noah, simplemente disparó al cielo sin pensar que la bala acabaría cayendo en otro lugar y podría hacer mucho daño, como así ha sido”, explicó la Policía en un comunicado. 

En un principio sus familiares pensaron que se trataba de un ataque epiléptico, pero cuando fue trasladado a un hospital, los médicos se dieron cuenta de que tenía una herida de bala en la cabeza. 

Después de que Noah permaneciera inconsciente 13 días en el Hospital de Niños de Chicago, perdió la batalla tras las graves lesiones que sufrió. 

“Inman. Deseamos que la paz traiga consuelo, coraje para enfrentar los días venideros, y memorias amorosas que siempre guardarán en sus corazones. Nuestros corazones salen a ti en tu tiempo de dolor. Cuando la razón falla, ruega por la paz. Estaremos orando con ustedes”, señaló la Policía de Hammond. 

Luego de que las autoridades ofrecieran las condolencias a la familia Inman destacaron que siguen investigando el suceso y recordaron a los residentes de la zona que “descargar un arma de fuego dentro de los límites de la ciudad es ilegal”, informó Sun Times. 

OTRO 

Río de Janeiro, Brasil.- Una niña de once años murió hoy por una bala perdida durante un tiroteo entre policías y supuestos traficantes que tuvo lugar en el complejo de favelas de Lins de Vasconcelos, en el norte de Río de Janeiro, informaron fuentes oficiales. 

La menor, identificada como Vanessa dos Santos, se encontraba en su casa tras volver de la escuela, cuando fue impactada en la cabeza por un proyectil procedente del enfrentamiento entre agentes y criminales, señaló la estatal Agencia Brasil. 

La víctima, según la versión de la Policía Militar, resultó herida durante el tiroteo y fue conducida por las autoridades a un hospital de la zona, pero falleció. 

Durante el tiroteo también fue herido en el hombro un subcomandante de la Unidad de Policía Pacificadora (UPP), quien está fuera de peligro. 

Según la Policía Militar, unidades de choque de refuerzo acudieron a la zona del tiroteo, que hace parte de una favela pequeña y hasta el momento considerada como no violenta, para fortalecer la seguridad. 

Tras el suceso, que agrava todavía más la crisis de violencia en la que está inmersa la ciudad, se registraron incidentes en el mismo barrio con quema de neumáticos y barricadas que complicaron el tránsito en algunas calles. 

Más de 70 personas han muerto por balas perdidas desde enero pasado en Río de Janeiro, donde se registra una media de 15 tiroteos diarios. 

Ante este repunte en los índices de violencia, el Gobierno Federal envió a Río 425 agentes de la Fuerza Nacional para combatir la creciente violencia, que se ha disparado desde la celebración de los Juegos Olímpicos de 2016 y coincidió con un agravamiento de la situación económica en todo el estado. 

El estado de Río de Janeiro afronta una de las mayores crisis económicas de su historia, después de que en junio del año pasado, justo antes de la cita olímpica, se declarara en estado de "calamidad financiera" (quiebra). 

La crisis ha provocado una menor presencia policial en las calles, un empobrecimiento general de la población y la puesta en marcha de un severo paquete de recortes en el gasto público.