Mundo

Mexicanos esclavizados por Estados Unidos en la industria lechera

Migrantes que trabajan en la industria lechera reciben acoso sexual, explotación laboral y malos tratos, día a día

Por  Jazmín Ballesteros

Los trabajadores de las granjas cubren jornadas de ocho a  12 horas por día, dependiendo del turno en el que laboran.(Foto temática: Pxhere)

Los trabajadores de las granjas cubren jornadas de ocho a  12 horas por día, dependiendo del turno en el que laboran. | Foto temática: Pxhere

Washington.- Migrantes mexicanos que trabajan en la industria lechera en Estados Unidos,sufren acoso sexual, explotación laboral y malos tratos en sus jornadas. Este problema lleva 10 años .

Trabajadores y empresarios de la industria lechera tienen un conflicto data de 10 años atrás e inició con el caso de 12 trabajadores que expresaron diversas situaciones de inconformidad a sus jefes en la lechería Ruby Ridgea en Washington, también conocido como el caso Darigold.

A partir de ese momento, los migrantes empleados en las granjas, a través de la Unión de Trabajadores del Campo (UFW),  han dado a concer de manera publica sus demandas y las condiciones en las que laboran.

Ciertas historias llegaron a las cortes estadounidenses, y luego de varios años de pleito, lograron pequeños triunfos que son utilizados por la UFW para hacer un llamado quienes han sufrido de acoso y maltrato en la industria lechera.

Autoridades aseguran que de momento no han encontrado evidencia que de sustento los alegatos de los trabajadores, a pesar de que las lecherías han sido auditadas.

 La asociación informó que los trabajadores de las granjas cubren jornadas de ocho a 
12 horas por día, dependiendo del turno en el que laboran.

Los empleados señalan que gozan de uno o dos días de descanso a la semana, pero que algunos de ellos prefieren trabajar más horas para maximizar sus ingresos.

Los salarios son variados y pueden ir desde 7.25 dólares hasta 12 dólares por hora. Los empleados con más experiencia pueden ganar más de 20 dólares por hora, además de sus prestaciones.