Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Mundo

Migrante viaja a Estados Unidos para cumplir el sueño americano

El joven migrante de 20 años está enfermo de hemofilia pero no se rinde y desea cumplir el sueño americano, llegar a los Estados Unidos y encontrar un trabajo y seguir el tratamiento para que mejore su salud

Por: Agencia Reforma

El joven migrante desea cumplir su sueño americano. Foto Reforma

El joven migrante desea cumplir su sueño americano. Foto Reforma

Monterrey, México.- Maynor Ulloa, un migrante que viaja a Estados Unidos para cumplir el sueño americano. Necesita empleo y ayuda para conseguir el tratamiento contra la hemofilia. El joven de 20 años dejó su natal Honduras con la esperanza de que su salud y vida mejore.

Maynor Ulloa desea alcanzar el sueño americano pero para conseguirlo necesita ayuda de las personas. Foto EFE

 Ulloa dejó hace poco más de un mes la comunidad Los López, a unos 200 kilómetros de la capital hondureña, para alcanzar el sueño americano.

 "Si encuentro un trabajo le voy a dar gracias a Dios porque es algo que uno siempre sueña", expresó, "pero yo quisiera estar bien y ayudarle a mi familia".

 Ya en territorio mexicano, en Ciudad Hidalgo, Chiapas, su padecimiento, que no le permite coagular la sangre de manera normal, lo expulsó de la caravana.

Visita canal de Debate en Telegram

 "No quisieron seguir ayudándome en la caravana. Me sale sangre por todo el cuerpo sin tener una herida y me ponen un medicamento que se llama Factor 8 y Factor 9", dijo.

 José Marlon Munguía, de Omoa, Honduras, lo auxilió cuando el líder de la caravana le dijo que ya no podía continuar con ellos.

 "Hubo un revoluto de gente: ¡un muerto!, ¡un muerto!, yo me fui con el guía de la caravana y le dije: 'loco, ¿cómo vas a dejar al muchacho si está enfermo?', me dijo que no podía hacerse responsable", señaló.

 "Yo ya estuviera en mi destino, pero le dije: 'no te voy a dejar solo'; durante no llegue a un lugar donde te den el apoyo, no te dejo de la mano".

 De Chiapas viajaron al Distrito Federal, luego a Querétaro y San Luis Potosí. El viernes llegaron a la Casa del Forastero Santa Martha, en la Colonia Industrial, en Monterrey.

 Por regla, este espacio que atiende a poco más de 370 migrantes por mes, solo les da hospedaje por tres días.

 Yefri Salguero, encargado de la Casa del Forastero, señaló que este espacio vive a partir de los donativos de la sociedad.  Por semana, por ejemplo, requieren de 25 kilos de arroz y otro tanto de frijoles, así como 15 litros de aceite.

 Ulloa y Munguía sólo pueden quedarse hasta hoy en el albergue, por lo que piden la ayuda de la comunidad regiomontana para llegar a Nuevo Laredo y continuar su tratamiento.

 Si usted desea ayudarlos, comuníquese al teléfono 81-1066-1081.

En esta nota: