Mundo

Ministros y bancos del G20 prometen proteger el desarrollo global

El grupo de 20 potencias prometió velar por el desarrollo e instaron a Estados Unidos detener imposición de aranceles a China

Por  López Torres

Un guardacostas japonés y personal de seguridad patrullan en el mar cerca de la sede de la reunión de ministros de Finanzas y gobernadores de bancos centrales del G-20 en Fukuoka, Japón(AP)

Un guardacostas japonés y personal de seguridad patrullan en el mar cerca de la sede de la reunión de ministros de Finanzas y gobernadores de bancos centrales del G-20 en Fukuoka, Japón | AP

Fukuoka, Japón.- Este domingo, tras el cierre de la cumbre del G20 celebrado en Japón, los ministros de Finanzas y responsables de bancos centrales cerraron con la promesa de utilizar todas las políticas a su alcance para proteger el desarrollo global.

Los riesgos para el comercio y la tensión geopolítica se está “intensificando”, según un comunicado conjunto de los responsables de finanzas del grupo. No se refirieron de forma directa a la guerra de aranceles entre Estados Unidos y China, aunque los responsables que participaron en la cumbre indicaron que era su principal preocupación.

“Seguiremos evaluando estos riesgos y estamos listos para tomar más medidas”, señaló el comunicado. “Reafirmamos nuestro compromiso de utilizar todas las herramientas de política para conseguir un crecimiento fuerte, sostenible, equilibrado y sostenible, y salvaguardar los riesgos de efectos negativos”.

Pese a los riesgos, indicaron en su comunicado, el desarrollo global parece estar estabilizándose y se espera que remonte más tarde este año y el siguiente.

Pero había una brecha evidente entre la mayoría de los participantes en el encuentro y Estados Unidos, que ha dejado de respaldar la resolución de problemas en foros multilaterales como la Organización Mundial de Comercio en favor de una estrategia de “Estados Unidos primero” con acuerdos país a país.

Las conversaciones habían mostrado que “estamos muy preocupados por la guerra comercial ente Estados Unidos y China”, que tendría “un impacto muy negativo en el desarrollo económico global”, señaló el ministro francés de Finanzas, Bruno Le Maire.

Le Maire instó a Washington y Beijing a resolver sus diferencias a través de la OMC.

“Quiero insistir en este asunto porque ya es hora de que impidamos que la disputa comercial entre Estados Unidos y China tenga un profundo y negativo impacto a largo plazo en el desarrollo económico global”, afirmó.

Christine Lagarde, directora gerente del Frente Monetario Internacional, también fue directa en sus advertencias sobre el posible coste de las subidas de aranceles y otras represalias entre Estados Unidos y China.

La principal amenaza viene de continuar las tensiones comerciales

Dijo Lagarde, refiriéndose a Estados Unidos y China, añadiendo que el FMI estima que los aranceles podrían reducir el nivel del PIB global en un 0,5% para 2020, o unos 455.000 millones de dólares.

Para mitigar estos riesgos, insisto en que la prioridad debe ser resolver las tensiones comerciales actuales -incluyendo eliminarlos aranceles existentes y evitar otros nuevos-

Finalmente, Lagarde concluyó diciéndo que además de eliminar los aranceles "tenemos que continuar trabajando en la modernización del sistema comercial internacional”, dijo Lagarde.

Aunque instaron a Estados Unidos a atenerse a las normas internacionales que defendió durante décadas hasta el mandato de Donald Trump, los asistentes tanto a la reunión en la ciudad japonesa de Fukuoka como en las conversaciones paralelas sobre economía digital y comercio en Tsukuba, cerca de Tokio, dijeron que hay un consenso sobre la necesidad de reformar la OMC para ponerla al día con la realidad del siglo XXI.

El Grupo de los 20 esta conformado por las potencias económicas actuales en el mundo, y estas son Argentina, Australia, Brasil, Canadá, China, Francia, Alemania, India, Indonesia, Japón, Corea del Sur, México, Rusia, Arabia Saudí, Sudáfrica, Turquía, Gran Bretaña, Estados Unidos y la Unión Europea.