Mundo

Morales llama a un "gran acuerdo nacional" por la paz en comicios bolivianos

Evo Morales, que vive en Argentina, será candidato a senador en los nuevos comicios, convocados por el Gobierno interino que encabeza Jeanine Añez 

Por  EFE

El ex jefe de Estado de Bolivia Evo Morales(Xinhua)

El ex jefe de Estado de Bolivia Evo Morales | Xinhua

Buenos Aires.- El ex jefe de Estado de Bolivia Evo Morales (2005-2019), presidente del Movimiento Hacia el Socialismo-Instrumento Político por la Soberanía de los Pueblos (MAS-IPSP), convocó este jueves a un "gran acuerdo nacional" que permita "garantizar la paz" en las elecciones del próximo 3 de mayo.

"Hermanas y hermanos, les propongo: pongamos todo nuestro esfuerzo para que las elecciones sean un verdadero escenario de reencuentro entre bolivianas y bolivianos para cerrar todas las heridas. Esperamos que este proceso nos permita construir juntos una Bolivia digna, soberana, fraterna y solidaria", explica el exmandatario en un comunicado.

El político boliviano, que vive en Argentina desde el 12 de diciembre tras estar un mes asilado en México, adonde había llegado tras abandonar el poder un mes antes denunciando un golpe de Estado, será candidato a senador en los nuevos comicios, convocados por el Gobierno interino que encabeza Jeanine Añez, quien se postula a presidenta.

El MAS-IPSP presenta a Luis Arce, exministro de Economía de Morales, como candidato a presidente y a David Choquehuanca, que fue su canciller, para vicepresidente.

ERRADICAR LAS "NOTICIAS FALSAS" Y LA "GUERRA SUCIA"

En el texto difundido este jueves desde Buenos Aires, Morales invita "a jefes y presidentes de partidos, agrupaciones ciudadanas, a las alianzas, a candidatas y candidatos de presidentes, a directores de comunicación, y al pueblo en general" a que juntos se pueda alcanzar ese "Gran Acuerdo Nacional, para garantizar un ambiente de paz en nuestras elecciones".

Para ello, y "respetuosamente", propone un decálogo de "iniciativas colectivas", como "erradicar el discurso de odio en las calles, en las redes, en los medios de comunicación y erradicar el racismo y todas las formas de discriminación".

También las "noticias falsas, las mentiras" y "la guerra sucia en toda la campaña electoral".

La Fiscalía de Bolivia mantiene una orden de captura contra Morales, por un proceso en el que el Gobierno interino le acusa de delitos como terrorismo y sedición.

QUE LAS FUERZAS ARMADAS CUMPLAN "SU ROL CONSTITUCIONAL"

Durante su estancia en Buenos Aires, en múltiples entrevistas y actos públicos, Morales ha insistido en que el Gobierno de Añez es una "dictadura" que viola los derechos humanos y ha reiterado que él ganó las elecciones del pasado 20 de octubre, en las que optaba a un cuarto mandato consecutivo y la oposición denunció por presunto fraude.

"Durante los últimos meses hemos sido testigos de hechos de violencia, creíamos que eran parte del pasado. Se han incrementado los casos de racismo y de discriminación. Hemos visto cómo se perseguía y golpeaban personas simplemente por vestir un color de ropa, o militar en un partido político", cuenta el expresidente.

Por ello, en su decálogo insta a "desarticular todos los grupos de choque, paramilitares y otros que atenten contra la vida, la integridad física y la libertad de las personas" y garantizar que "todos los partidos políticos puedan hacer, libremente, la campaña".

Pide además velar por que la Policía y las Fuerzas Armadas "cumplan estrictamente con su rol constitucional" y que se preserve el voto de los bolivianos, así como garantizar "la efectiva participación de la comunidad internacional para que sean testigos y garantes de cada una de las etapas de todo el proceso electoral".

"Me he convencido que la violencia se alimenta de más violencia. Muchos lugares del mundo nos enseñan que desandar el camino de la violencia es muy difícil. Debemos aprender de estas lecciones", argumenta en el comunicado. 

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo