Las fuerzas gubernamentales, apoyadas por la fuerza aérea rusa, lanzaron el lunes una operación. (Foto: AFP)

Las fuerzas gubernamentales, apoyadas por la fuerza aérea rusa, lanzaron el lunes una operación. (Foto: AFP)

Mundo

Mortíferos combates en Siria entre régimen y yihadistas

Las fuerzas gubernamentales, apoyadas por la fuerza aérea rusa, lanzaron el lunes una operación en la periferia de esta provincia del noroeste del país, apoderándose de una serie de localidades

Por: El Debate

Combates entre el ejército sirio y yihadistas y rebeldes provocaron decenas de muertos el viernes. (Foto: AFP)

Combates entre el ejército sirio y yihadistas y rebeldes provocaron decenas de muertos el viernes. (Foto: AFP)

Al Tamana, Siria.- Combates entre el ejército sirio y yihadistas y rebeldes provocaron decenas de muertos el viernes, a las puertas de la provincia de Idlib, en lo que parecía ser la antesala de una ofensiva del régimen para recuperar esa región.
Las fuerzas gubernamentales, apoyadas por la fuerza aérea rusa, lanzaron el lunes una operación en la periferia de esta provincia del noroeste del país, apoderándose de una serie de localidades.
La provincia de Idlib es la única que sigue fuera del control del régimen de Bashar Al Asad. Casi toda la región está en manos del frente Fateh Al Sham, la exrama siria de Al Qaida. Algunos grupos rebeldes están presentes en ciertos puntos de la provincia.

Combates entre el ejército sirio y yihadistas y rebeldes provocaron decenas de muertos el viernes. (Foto: AFP)

El sureste de esta provincia "es blanco de bombardeos de una violencia sin precedentes desde hace meses" por parte de los aviones del régimen sirio y su aliado ruso, indicó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).
"El objetivo inmediato de la operación del ejército es apoderarse del sureste" de la provincia, precisó a la AFP Rami Abdel Rahman, director del OSDH, dando cuenta de combates del ejército sirio, por un lado, y de Fateh Al Sham y facciones rebeldes, por otro.
En las últimas 24 horas, 68 personas perdieron la vida en esta batalla, incluyendo 27 combatientes prorrégimen y 20 del otro bando. Los bombardeos mataron a 21 civiles, según el OSDH.
Según un corresponsal de la AFP, se produjeron varios bombardeos en la zona. Por los altavoces de los pueblos rebeldes, se instó a sus habitantes a quedarse en sus casas y se anunció que la oración musulmana del viernes había sido anulada.

Cientos de civiles que huyeron de sus casas en coches y camionetas. (Foto: AFP)

Cientos de civiles que huyeron de sus casas en coches y camionetas, llevando consigo maletas y muebles, se dirigían hacia la ciudad de Idlib, capital de la provincia homónima.
El OSDH informó que había cientos de desplazados.
Las fuerzas del régimen fueron expulsadas en 2015 de la provincia de Idlib por una coalición de rebeldes y yihadistas, llamada en aquel entonces Ejército de la Conquista. Pero esa alianza se deshizo en el verano (boreal), después de que Fateh Al Sham asestara un duro golpe contra sus exaliados rebeldes.
Sin embargo, yihadistas y rebeldes se han unido para la actual batalla contra el régimen, indicó Abdel Rahman.
Desde que en 2015 Rusia iniciara su intervención para apoyarlo, el régimen de Asad logró arrebatarle la mayoría de las regiones a los rebeldes y expulsar a los yihadistas del Estado Islámico (EI), rival de Fateh Al Sham, de la provincia de Deir Ezzor y de otras localidades del país.
El conflicto sirio, originado a raíz de la represión de manifestaciones pacíficas, ganó complejidad con la intervención de varios actores, y ha provocado hasta ahora más de 340.000 muertos y millones de desplazados.
Además, dio lugar a una situación humanitaria catastrófica, principalmente en las regiones asediadas por el régimen.
El viernes, dos fosas comunes con decenas de cadáveres de civiles y militares sirios asesinados por el EI fueron descubiertas en la provincia de Raqa, en el norte de Siria, indicó la agencia oficial Sana.

Horas antes, había terminado una operación de evacuación de civiles gravemente enfermos en Guta Oriental.(Foto: AFP)

Horas antes, había terminado una operación de evacuación de civiles gravemente enfermos en Guta Oriental, cerca de Damasco. En tres días, 29 pacientes fueron evacuados a cambio de que los rebeldes liberaran a 29 detenidos, en virtud de un acuerdo sellado entre el régimen y los insurgentes.
Aún así, estos 29 son todavía muchos menos de los 500 civiles que la ONU reclamaba que fueran evacuados.
Último bastión de la rebelión cerca de Damasco, Guta está asediada por las tropas del régimen desde 2013. Unos 400.000 habitantes están atrapados en esta extensa región, afectada por una grave escasez alimentaria y sanitaria.
"Trece civiles, incluyendo seis niños y cuatro mujeres, fueron evacuados el jueves a medianoche", indicó a la AFP el responsable sanitario local. En los dos días previos, se había evacuado a 16 civiles hacia hospitales de la capital Damasco, bastión del régimen.

Último bastión de la rebelión cerca de Damasco. (Foto: AFP)

Y, tras un acuerdo firmado con el régimen, decenas de yihadistas y combatientes rebeldes fueron evacuados de las últimas zonas que controlaban en Guta Occidental, informó la televisión estatal.
Una vez concluida esa operación, la zona quedará libre de rebeldes por primera vez desde 2012, recordó el director del OSDH.
Por su parte, el jefe del grupo de trabajo humanitario de la ONU para Siria, Jan Egeland, se mostró crítico con el acuerdo de intercambio en Guta, considerando que los enfermos y los niños no deben ser utilizados como "moneda de cambio".

Información de AFP

En esta nota:
  • Combates en Siria