Selecciona tu región
Mundo

Mueren más de 60 pingüinos en peligro de extinción tras ataque de abejas

Las picaduras de las abejas se encontraban principalmente alrededor de los ojos de los pingüinos, sin embargo aún se realizan pruebas de toxicidad y enfermedad

Por Angela Montoya

-

Sudáfrica.- Un total de 63 pingüinos africanos, una especie clasificada como en peligro de extinción, murieron este viernes 17 de septiembre tras ser atacados por un enjambre de abejas en una ciudad portuaria en la costa de Sudáfrica.

Las aves fueron encontradas cerca de Ciudad del Cabo, cuyos cuerpos presentaban múltiples picaduras de abejas, principalmente alrededor de los ojos, además también encontraron a varias abejas muertas en el lugar.

Este evento desafortunado es “muy raro” según el veterinario David Roberts, un especialista que trabaja para la Fundación Sudafricana para la Conservación de Aves Costeras (Sanccob), “No esperamos que suceda con frecuencia, es una casualidad", dijo.

Los pingüinos africanos se caracterizan por ser de tamaño pequeño y viven en las islas y costas de Sudáfrica y Namibia, algunos incluso se han visto al norte hasta Gabón.

Mueren más de 60 pingüinos en peligro de extinción tras ataque de abejas

Sin embargo, no es el único lugar en donde se presentó una situación como esta entre los pingüinos y las abejas, ya que el mismo día se encontró a otro ejemplar de esta especie en peligro en la cercana Fish Hoek, que sufrió el mismo destino por las picaduras por lo que, se realizará un monitoreo de la situación.

Por su parte, un portavoz de la agencia de Parques Nacionales de Sudáfrica informó que se encuentran realizando pruebas en los pingüinos muertos para detectar si existe la posibilidad de toxicidad o enfermedades, y para descartar otra posible causa potencial.

Leer más: Si viene ilegalmente será devuelto a su país: advierte Gobierno de Estados Unidos ante llegada de haitianos

Las aves se encontraban protegidas, sin embargo su especie está en peligro debido a la pesca comercial y lo que llaman “fluctuación ambiental”, según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

Síguenos en