Mundo

Mujer habría matado a su amiga para que no difundiera video íntimo

En Buenos Aires, una mujer habría asesinado a sangre fría a su amiga por temor a que su futuro esposo descubriera su infidelidad

Por  El Debate

Mujer habría matado a su amiga para que no difundiera video íntimo.(Imagen ilustrativa/ Pixabay)

Mujer habría matado a su amiga para que no difundiera video íntimo. | Imagen ilustrativa/ Pixabay

Buenos Aires, Argentina.- Una mujer fue acusada de asesinar a sangre fría a su amiga con una maza, utensilio usado para plastar milanesas, luego de que esta supuestamente tenía en su poder un video íntimo de ella con otro hombre que no era su pareja. Tras cumplir una reducida condena, recuperó su libertad y las riendas de su vida.

Aparentemente, la mujer habría cometido el terrible crimen por temor a que su futuro esposo se enterara que le había sido infiel.

De acuerdo a la Nación, los hechos ocurrieron en el año 2010 en la localidad General Las Heras, en Buenos Aires.

AYÚDANOS Da click a la estrella de Google News y síguenos

Según informó el portal, la víctima tenía un su poder un video con imágenes candentes de su amiga con otro hombre que no era su novio, por lo que esta la atacó de manera violenta para que no difundiera el material y su prometido no descubriera la infidelidad, a días de que se llevara a cabo la boda.

El ataque ocurrió el 17 de abril del 2010 cuando los dos mujeres se encontraban en un restaurante donde ambas trabajaban. La presunta agresora, identificada Silvia "N", ingresó a la cocina y tomó el utensilio utilizado para aplastar milanesas con el que golpeó violentamente a su amiga, quien murió nueve días después a causa del traumatismo craneoncefálico provocado por los golpes.

Silvia "N" fue detenida después de los hechos, y tras las investigaciones y aportaciones de datos que probaron su culpabilidad, fue sentenciada a 10 años de prisión por el delito de homicidio el 24 de febrero del 2012.

No obstante, un año después, la Sala III del Tribunal de Casanción Penal de La Plata le redujo la condena a sólo cuatro años. Pero un nuevo fallo la dejó en libertad en julio del 2013.

Según medios locales, la mujer jamás volvió a tener contacto con el hombre con quien iba a casarse en abril del 2010.

Silvia conoció a un recluso que cumplía una condena de 10 años por robo calificado y por el uso de arma de fuego, con quien comenzó una relación sentimental cuando ella estaba alojada en el penal de Florencia y él en General Alvear.

El romance entre ellos perduró a pesar de que ella recibió su libertad, y siguió visitándolo hasta que él salió libre en 2017. Posteriormente se fueron a vivir juntos y tienen un pequeño hijo. Además, Silvia, quien actualmente tienen 35 años, comenzó sus estudios para convertirse en enfermera.