Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Mundial 2014 impulsa apuestas ilegales

HONG KONG

HONG KONG (AP) -- Mientras los equipos luchan por la gloria futbolística en Brasil, tal vez los grandes ganadores del torneo sean quienes hacen apuestas ilegales en Asia.

Desde el inicio de la competencia, Chen, un trabajador chino, ha apostado entre 2.000 y 3.000 yuanes (320 a 480 dólares) a través de apostadores en línea y planea seguir haciéndolo en los próximos partidos.

Chen, quien empezó a apostar hace cuatro años, y también lo hace en deportes como el basquetbol profesional, dijo que durante la pasada Copa del Mundo, en Sudáfrica, apostó 115.000 yuanes (18.500 dólares) en un solo día en tres partidos distintos, una suma muy importante para un ciudadano chino, y perdió la mitad.

"Un amigo me ayudó apostando en los partidos a través de internet", dijo Chen. "Lo llamo, le transfiero el dinero y él me ayuda con el resto".

Chen, quien vive en la ciudad de Shenzhen, sur de China y próxima a Hong Kong, sólo dio su apellido debido a que no desea problemas con las autoridades por apostar ilegalmente.

La demanda de apuestas por parte de aficionados a los deportes demuestra cómo el Mundial representa una temporada de bonanza para las compañías de apuestas y también llama la atención sobre el aumento de las apuestas ilegales en el este de Asia, donde hay pocas opciones legales para aprovechar el lucrativo mercado.

"Es el evento en el que se hace la mayor cantidad de apuestas de la década y esto aumenta cada Mundial", dijo Warwick Bartlett, director de Global Betting & Gaming Consultants, compañía con sede en la isla de Man, Gran Bretaña. No obstante "la inclinación a apostar es mayor en Asia que en cualquier otro lugar del planeta aunque hay pocas oportunidades de hacerlo legalmente".

El gobierno posee el monopolio de las apuestas deportivas en numerosas jurisdicciones asiáticas como la China continental, Hong Kong, Macao, Singapur, Corea del Sur, Japón y Taiwán. La provincia de Cagayán, en Filipinas, es sede de 68 empresas de apuestas en línea.

Esa práctica está prohibida en países como India, Indonesia y Tailandia. Pero miles de sitios dedicados a las apuestas por internet, que no pagan impuestos, florecen porque ofrecen mejores precios, mayor variedad de apuestas y crédito. La mitad de las apuestas ilegales colocadas en todo el mundo se hacen en Asia, de acuerdo con informes recientes de un grupo dedicado al monitoreo de esa actividad.

El club Jockey Club de Hong Kong, el segundo mayor operador de apuestas en el mundo, informó que el volumen de apuestas durante el Mundial de 2010 se redujo en 1,6% en comparación con el campeonato de 2006, de los responsabilizó al aumento de apuestas ilegales.

Fuerzas policiales en Asia han perseguido y detenido a varios grupos de apostadores en semanas recientes. En mayo, la policía de Singapur detuvo a 18 personas sospechosas de participar en una organización ilegal de apuestas futbolísticas. Incautaron 1,4 millones de dólares de Singapur (1,1 millones de dólares) en efectivo y hallaron registros donde se indica que los sospechosos recibieron 8 millones de dólares de Singapur (6,3 millones) en apuestas ilegales en las dos semanas previas.

La policía de Hong Kong realizó varias operaciones al inicio del torneo, entre ellas una coordinada con policías de la China continental para acabar con el mayor grupo de apostadores de la ciudad, en la que fueron detenidas 29 personas y se incautaron cerca de 100 millones de dólares producto de apuestas en partidos de fútbol y carreras de caballos. Hasta las prisiones de Hong Kong han endurecido las medidas contra las apuestas llevando a cabo búsquedas por sorpresa y suprimiendo la información relativa a apuestas de los periódicos y revistas que se dan a los internos.

En Tailandia, donde un grupo empresarial calcula que los tailandeses gastarán 43.000 millones de bahts (1.300 millones de dólares) en apuestas ilegales durante el Mundial de fútbol, la policía creó un centro para "suprimir" las apuestas y detuvo a decenas de apostadores, según información de la prensa local.

Los decomisos representan una fracción del total de dinero apostado. Las apuestas que se hacen por fuera de los canales legales y establecidos representan el 80% de los entre 200.000 y 500.000 millones de euros (271.000 a 678.000 millones) que se mueven anualmente por apuestas deportivas de acuerdo con un informe dado a conocer en mayo por el Centro Internacional para la Seguridad en los Deportes, con sede en Catar.