Mundo

"Nadie tiene el control" o el dolor de una víctima psicológica del Brexit

Una mujer recuerda cómo le afectó el referéndum de 2016 en que Reino Unido decidió salir de la Unión Europea

Por  AFP .

Pollard, a quien se le había diagnosticado bipolar previamente, dijo que la ansiedad por el Brexit había aumentado Los esfuerzos compulsivos para encontrar soluciones y un camino a seguir la llevaron a ser seccionada el 1 de julio, una semana después de la votación de 2016.

Pollard, a quien se le había diagnosticado bipolar previamente, dijo que la ansiedad por el Brexit había aumentado Los esfuerzos compulsivos para encontrar soluciones y un camino a seguir la llevaron a ser seccionada el 1 de julio, una semana después de la votación de 2016.

Londres.- Tenía la sensación de que nadie tiene el control", afirma la socióloga Amy Pollard, que acabó ingresada en una institución psiquiátrica debido a un ataque psicótico precipitado por el Brexit, un tema que está afectando la salud mental de muchos británicos.

Sentada en la cocina de su casa en el norte de Londres, Pollard, de 38 años y madre de dos niños, recuerda cómo le afectó el referéndum de 2016 en que Reino Unido decidió salir de la Unión Europea.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

"Estaba de baja por maternidad cuando se celebró la consulta, mi hija tenía ocho meses", explica a la AFP.

No podía parar de pensar en lo que ocurriría después, no podía dormir, no podía dormir, no podía dormir". 

Había sido diagnosticada previamente con un trastorno bipolar y la ansiedad por el Brexit resultó insoportable: "me obsesioné tanto en encontrar una solución que caí en una psicosis". 
Asustado, su marido llamó a la policía.

"Llamaron a la puerta y allí estaba la policía", explica esta licenciada en Ciencias Sociales por la Universidad de Cambridge.

"Estuvimos sentados en el jardín durante horas y yo intentaba convencerlos de que no me llevasen". "Rechazaban insistentemente mi té y me pareció tan grosero que al final acabé estrellando la tetera contra el suelo (...) entonces me esposaron, me alzaron y me metieron en el coche policial".

Así, el 1 de julio de 2016, una semana después del referéndum, fue internada en una institución mental donde pasó cuatro meses antes de poder regresar a su hogar.

Aunque no todos lo viven tan mal, uno de cada diez adultos británicos se ha sentido psicológicamente afectado por el Brexit en el último año, según un sondeo publicado el viernes por la Mental Health Foundation.

Así, 43% de los entrevistados afirmó haberse sentido impotente, 39% colérico y 38% angustiado.

El Brexit causó "altos niveles de estrés" a un 17% de personas, mientras un 12% aseguró que les provoca problemas para dormir.

Solo un 26% dice que el debate y la incertidumbre en torno a la salida de la UE no les causó ninguna emoción particular en los últimos 12 meses.

Su experiencia llevó a Pollard a fundar el Mental Health Collective, un grupo que ayuda a "quienes encuentran angustiante la división y la incertidumbre y la sensación de impotencia".

"El Brexit ha catalizado y expuesto algunas divisiones realmente profundas y dolorosas en este país, ha mostrado que hay mucha desconfianza y (...) una sensación de que no podemos hablar unos con otros", explica.

"Creo que eso es algo con lo que todos podemos identificarnos: no sentirnos escuchados, no sentirnos en control, no sentir que podemos hacer algo al respecto", agrega.

Pollard, que pese a su bipolaridad nunca antes había sido internada en un centro psiquiátrico, afirma que las redes sociales contribuyeron a agravar su ansiedad sobre el Brexit.

Me permitió estar en contacto con la gente que más respeto en la vida y oír el miedo que tenían", afirma. "Que toda esa gente irrumpiera en mi vida de golpe, asustada de un modo que no había visto nunca antes, realmente desesperada (...), fue realmente desconcertante".

"Tenía la sensación de que nadie tiene el control" y "creo que es algo muy difícil de aceptar", dice, aunque ahora -pese a que lo sigue pensando- asegura tomarlo con más serenidad.

Rodeada de los juguetes de sus hijos, Pollard recomienda a quienes se angustian ante el Brexit que "confíen en sus instintos", pidan ayuda y busquen consuelo en la gente que los rodea.

"De formas muy modestas, podemos tener la capacidad de hacer cosas positivas: la amabilidad, la alegría y la diversión no han desaparecido en Reino Unido simplemente porque nos enfrentamos a un desafío", asegura.

"Lo importante es que estamos en esto todos juntos (...) y que encontremos un modo de unirnos otra vez". 

¿Qué es el Brexit?

Brexit es una abreviatura en inglés de "British exit", el proceso por el cual el Reino Unido abandonará la Unión Europea (UE). La UE está formada por 28 países que comercian entre sí y permiten que sus ciudadanos se muevan libremente entre las naciones del bloque para vivir y trabajar en ellas.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo