Mundo

Nave india orbita alrededor de Luna a un mes de su despegue

La existencia de los depósitos se confirmó en una misión india previa

Por  AP

El presidente de la Agencia India de Investigación Espacial, Kailasavadivoo Sivan, ofrece una conferencia de prensa en la sede del organismo en Bangalore, India, el 20 de agosto de 2019. (AP Foto/Aijaz Rahi)

El presidente de la Agencia India de Investigación Espacial, Kailasavadivoo Sivan, ofrece una conferencia de prensa en la sede del organismo en Bangalore, India, el 20 de agosto de 2019. (AP Foto/Aijaz Rahi)

NUEVA DELHI (AP) — Una nave espacial india no tripulada lanzada el mes pasado comenzó a orbitar alrededor de la Luna el martes mientras se aproxima a la cara más lejana del satélite para estudiar depósitos de agua descubiertos previamente.

La Agencia India de Investigación Espacial (ISRO) dijo que consiguió colocar con éxito a la sonda Chandrayaan, que en sánscrito significa “nave lunar”, en la órbita de la Luna, casi un mes después de despegar de la Tierra. La misión está liderada por dos mujeres científicas.

Chandrayaan seguirá dando vueltas alrededor del astro y reducirá su órbita progresivamente hasta llegar a unos 100 kilómetros (62 millas) de su superficie.

AYÚDANOS Da click a la estrella de Google News y síguenos

El módulo de aterrizaje separará del orbitador y empleará el combustible del cohete como freno para intentar el primer alunizaje indio en una superficie relativamente plana entre dos cráteres de la región polar sur el próximo 7 de septiembre.

La tasa de éxito de los alunizajes es de apenas el 37%, señaló el presidente de la ISRO, el doctor K. Sivan, en una conferencia de prensa. Cuando el módulo semiautónomo decida aterrizar solo, “habrá una mezcla de sentimientos, de felicidad y tensión y más ansiedad”, señaló.

Un rover estudiará los cráteres, a los que nunca les da el sol y que se cree que contienen 100 millones de toneladas de agua. La existencia de los depósitos se confirmó en una misión india previa.

Los científicos dicen que los depósitos de agua y minerales harían de la Luna una buena parada de repostaje para en próximos viajes espaciales.