Selecciona tu región
Mundo

Nicaragua registra segundo caso en una semana en el que hijo mata a su madre

Este caso ocurrió en Managua, el hombre, de 37 años, mató a su madre, de 53 años, con una piedra que le propinó en la parte derecha del rostro

Por EFE

-

Managua.- El nicaragüense José Manuel Cruz Espinoza, de 37 años, mató este miércoles a su madre, Domitila Espinoza Arteta, de 53 años, con una piedra que le propinó en la parte derecha del rostro, informaron sus familiares.

Ese es el segundo caso, en que un hijo mata a su madre, que ocurre esta semana en Nicaragua, lo que tiene conmocionado y alerta a los nicaragüenses.

El caso de Cruz Espinoza ocurrió en una comunidad rural del municipio de Estelí, 149 kilómetros al norte de Managua, según dijo su tío, Roberto Cruz, a la televisión local.

El hombre, que estaba sin trabajo y había guardado prisión por otro caso de violencia, pero había sido excarcelado recientemente por el Gobierno, le dio varios golpes a su madre con una piedra en la parte derecha del rostro, mientras ella estaba palmeando tortillas, según los familiares de la víctima.

"No se sabe porqué realmente hizo esto. Tenía pocos meses de haber salido de la cárcel. Se aprovechó al estar solo con ella y le dio con la piedra. Ya la Policía lo capturó", explicó Cruz, tío del sospechoso y hermano de la fallecida.

"Él (hijo) no trabaja. No hacía nada. La mamá lo atendía bien, pero siempre le decía a ella que tuviera cuidado con él. Me fui a la pulpería a buscar productos para el hogar, cuando vine, la encontré sin vida en el interior de la cocina", dijo, por su lado, Santos Cruz, esposo de la fallecida.

Nunca imaginé esto, que su propio hijo matara a su madre", agregó el hombre, que es padrastro del sospechoso.

El hijo huyó del lugar, pero fue capturado horas después por la Policía Nacional, que realiza las investigaciones del caso.

Este miércoles también se informó que un hombre mató a su madre y lo confesó sin remordimientos en un video que fue divulgado a través de las redes sociales.

"La palmé (maté) a mi propia madre, soy asesino mortal", dijo Denis Flores Gómez, en un video grabado con la cámara de un teléfono móvil que rápidamente se hizo viral en Nicaragua.

Flores se atribuyó el asesinato de Martha Gómez Martínez, ocurrido el lunes en una comunidad rural del departamento (provincia) de Matagalpa, en el norte de Nicaragua, según confirmaron las autoridades policiales.

El asesino confeso, quien en el video aparece sin camisa y amarrado con sus manos hacia atrás, no solamente se mostró contento con el crimen, sino que además se declaró insatisfecho.

"Pensaba palmar a mi abuelo, a mis dos tíos, ¡a tres tíos hijos de p... me pensaba echar!", agregó Flores, con expresiones superlativas que pasaban de la ira a las risas de forma constante.

El hombre insistió en que mató a su madre con un trozo de leña. "¿Lo vuelvo a repetir? ¡Lo voy a decir millones de veces!", indicó exaltado.

Flores dijo que había matado a su madre "por bruja", y que quería hacer lo mismo con un vecino, al que también señaló de practicar la brujería.

La víctima fue encontrada tapada bajo un tumulto de ropa y rodeada de Biblias.

El agresor alegó que la ropa era de su madre y que estaba nueva, también explicó que ubicó las Biblias alrededor el cuerpo "para que se salve, porque el brujo se tiene que salvar", "Yo le profetizo que está en el cielo", añadió.

Cuando una persona le preguntó si estaba arrepentido de haber matado a su mamá, el hombre apretó sus labios con los dientes, dirigió los extremos de su boca hacia abajo y negó con la cabeza.

Asimismo agregó que después de sus familiares tenía planificado seguir asesinando.

Quería matar "a todo el que me caía mal, ladrones, pandilleros, violadores", sostuvo, antes de confesar que él mismo había cometido un robo.

Nicaragua era considerado uno de los países más seguros de Latinoamérica hasta el estallido social contra el presidente Daniel Ortega, en abril de 2018.

Estudiantes protestan contra Ortega. / EFE.
Síguenos en

Temas