Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Níger extradita hacia Libia a hijo de Gadafi

TRIPOLI

Libia.- Níger extraditó el jueves hacia Libia a uno de los hijos de Moamar Gadafi que había huido a la caída del régimen de su padre en 2011 y se encontraba en arresto domiciliario en esa nación del oeste de África, dijo el gobierno en Trípoli.

Al-Saadi Gadafi, uno de los ocho hijos del depuesto gobernante libio, será tratado "de acuerdo con el derecho internacional", afirmaron las autoridades.

El hijo de Gadafi llegó el jueves en la mañana al aeropuerto de Trípoli y se le transfirió a una prisión en la capital, dijo un funcionario libio que solicitó el anonimato en conformidad con las normas de la oficina a la que pertenece.

Poco después de conocida la noticia de la extradición, fueron difundidas en las redes sociales de internet imágenes de al-Saadi vestido con uniforme azul de preso mientras guardias libios le rasuraban el cabello y la barba.

Al-Saadi era famoso porque le gustaba el fútbol profesional y su estilo de vida de playboy. Su breve carrera en el fútbol italiano llegó a su fin al no pasar un examen antidrogas. Presidió la Federación Libia de Fútbol y también fue jefe de las fuerzas especiales del país.

Al igual que la mayoría de colaboradores leales de Gadafi y funcionarios del anterior régimen, al-Saadi es buscado por su participación en las acciones para frenar las protestas contra el régimen de su padre y la muerte de manifestantes.

Sin embargo, a diferencia de su hermano, Seif al-Islam, a quien se preparaba para que fuera el sucesor de Gadafi, al-Saadi no es buscado por la Corte Penal Internacional.

Seif al-Islam es mantenido por un grupo paramilitar en la localidad libia occidental de Zintan y rehúsa entregarlo al gobierno central para que lo someta a juicio.

Con la extradición, al-Saadi se suma a Seif al-islam como los únicos dos hijos de Gadafi que se encuentran en Libia.

Al menos otros tres hijos de Gadafi fueron asesinados durante la revuelta mientras que el resto buscó asilo en la vecina Argelia, además de la esposa de Gadafi y la madre de al-Saadi, Safiya.

La madre, una hermana y dos hermanos recibieron asilo en 2012 en Omán y viajaron a ese país desde Argelia.

Persiste la debilidad del estado de derecho en Libia después de décadas del régimen de Gadafi.

Los tribunales continúan paralizados y la seguridad es poco convincente en tanto que proliferan los grupos paramilitares sin control.

Sin embargo, el estado depende considerablemente de los grupos paramilitares para que se desempeñen como fuerzas de seguridad debido al desastre en el que se encuentran la policía y el ejército.

Los gobiernos sucesivos han tenido poca capacidad para garantizar la encarcelación de Seif al-Islam en la capital o apremiar al grupo paramilitar de Zintan para que lo entregue al gobierno.

En el segundo trimestre del año pasado, jueces de la corte penal internacional dijeron en un fallo que Libia no podía garantizar un juicio justo a Seif al-islam y solicitaron a las autoridades que lo entregaran a La Haya.

Twitter: @DBT_Mazatlan

Facebook: El Debate Mazatlán