Mundo

Niña con autismo es ferozmente atacada por perro akita

Los hechos ocurrieron cuando llevaron a la pequeña a Witham Tavern para el cumpleaños número 60 de su tía abuela, donde vieron al perro, la pequeña preguntó a los dueños del animal

Por  Ivette Vazquez

La niña resultó con graves heridas en su cara.(Imagen temática. Foto: Pixabay)

La niña resultó con graves heridas en su cara. | Imagen temática. Foto: Pixabay

Inglaterra.- Una niña de 7 años con autismo fue atacada ferozmente por una perro de raza akita, luego de que la menor intentara acariciarlo, en Boston, Lincolnshire.

La pequeña quien fue diagnosticada con autismo a la edad de 3 años, resultó con múltiples heridas en la cara; el ataque le abrió el labio, inclusive, dejo varios cortes debajo de la barbilla, que le faltaba por poco la garganta.

Los hechos ocurrieron cuando llevaron a la pequeña a Witham Tavern para el cumpleaños número 60 de su tía abuela, donde vieron al perro, la pequeña preguntó a los dueños del animal si podía acariciarlo, a los que respondieron que si.

Tras el ataque la pequeña fue llevada de inmediato al Hospital en un automóvil, la pequeña fue atendida inicialmente en el Hospital Pilgrim en Boston antes de ser llevada al Hospital Lincoln al día siguiente para una cirugía facial de tres horas.

Perro raza akita. Imagen ilustrativa. Foto: Pixabay

La policía preguntó a la  madre de la niña si quería presentar cargos, a los que respondió que sí, sin embargo, nada se pudo hacer, ya que no se han presentando otros cargos porque el perro no ha mostrado ninguna forma de agresión.

La pequeña además de quedar con cicatrices en su casa, está tan traumatizada que se esfuerza por comer y no se acerca a otro perro.

La pequeña quien fue diagnosticada con autismo a la edad de 3 años, resultó con múltiples heridas en la cara; el ataque le abrió el labio, inclusive, dejo varios cortes debajo de la barbilla, que le faltaba por poco la garganta.

Los hechos ocurrieron cuando llevaron a la pequeña a Witham Tavern para el cumpleaños número 60 de su tía abuela, donde vieron al perro, la pequeña preguntó a los dueños del animal si podía acariciarlo, a los que respondieron que si.

Tras el ataque la pequeña fue llevada de inmediato al Hospital en un automóvil, la pequeña fue atendida inicialmente en el Hospital Pilgrim en Boston antes de ser llevada al Hospital Lincoln al día siguiente para una cirugía facial de tres horas, así los iformó The Sun.

La policía preguntó a la  madre de la niña si quería presentar cargos, a los que respondió que sí, sin embargo, nada se pudo hacer, ya que no se han presentando otros cargos porque el perro no ha mostrado ninguna forma de agresión.

La pequeña además de quedar con cicatrices en su casa, está tan traumatizada que se esfuerza por comer y no se acerca a otro perro.