Mundo

Niño atacado por perros en Jamaica recibe nueva oportunidad con cirugía en Nueva York

El pequeño Mickele Allen de cinco años de edad recibió una nueva oportunidad de vida luego de ser trasladado a territorio estadounidense y fuera sometido a una rigurosa cirugía de más de 9 horas

Por  Eduardo Gutiérrez

Niño atacado por perros en Jamaica recibe nueva oportunidad con cirugía en Nueva York(Foto temática)

Niño atacado por perros en Jamaica recibe nueva oportunidad con cirugía en Nueva York | Foto temática

Estados Unidos.- Luego de haber estado al borde de la muerte, las cosas comienzan a cambiar para Mickele Allen, un niño de cinco años de edad que fue atacado por una jauría de perros de raza Pit Bull hace algunos días en la Parroquia de Saint Ann, en Jamaica. El menor fue trasladado al hospital de Montefiore Medical Center, en Nueva York, Estados Unidos para ser sometido a una rigurosa cirugía que le cambiaría la vida. 

En su momento, la historia del pequeño Mickele comenzó a circular en todo el mundo hasta que llegó a los oídos del Dr. Garfein, quien al conocer su estado de salud supo de debía ayudar. "Fue atacado por seis pit bulls cuando regresaba a casa desde la tienda de dulces. Perdió una gran cantidad de sangre ... Su hermano lo encontró con los perros todavía atacándolo", dijo el Dr. Evan Garfein, jefe de cirugía plástica en Montefiore.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Lo primero que hizo el doctor fue iniciar una campaña de ayuda para Mickele, donde logró recaudar hasta 250.000 dólares para los gastos médicos. Posteriormente, el hospital ayudó a facilitar pasaportes y visas médicas al pequeño y a su madre.

La familia emprendió su viaje a territorio estadounidense el pasado viernes por la noche y al día siguiente Mickele fue sometido a una rigurosa cirugía que se prolongó hasta por nueve horas. "Le arrancaron entre el 50 y el 60% del cuero cabelludo". La mayor parte de su frente, su oreja izquierda, parte de su mejilla izquierda, lesiones importantes en ambos brazos y ambas piernas", explicó el Dr. Garfein. 

Afortunadamente las cosas han comenzado a cambiar de manera rápida, sobre todo en la cuestión emocional, pues su "espíritu ya está brillando", dijo Antoinette Grindley, mamá del niño. "Lo vi esta mañana. Se está recuperando muy rápido, está comiendo, está hablando, es simplemente increíble, increíble. Estoy tan abrumado"

Por otra parte, es importante mencionar que Mickele aun tiene un camino largo que recorrer debido a que necesitará muchos más injertos de piel y cirugías reconstructivas, pero su futuro es bastante alentador. 

Antoinette Grindley no ha dejado de mostrarse agradecida con el equipo de médicos y el hospital ya que su hijo está viviendo una nueva oportunidad, sobre todo porque hace apenas unos días se debatía entre la vida y la muerte. Explicó que el próximo 15 de diciembre cumplirá 6 años de edad, y gracias a la intervención lo podrá disfrutar. 

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo