Selecciona tu región
Mundo

Niños y adultos se encierran en casa en espera del fin del mundo en Colombia

En el departamento de Atlántico, alrededor de treinta personas se encuentran encerradas en una casa con ayuno prolongado esperando "el juicio de Dios" el cual, según ellos, será hoy jueves

Por Valeria Estrada

-

Colombia.- Niños y adultos están encerrados en una casa en Colombia desde hace días esperando el fin del mundo, el cual, según ellos, ocurrirá este jueves, 28 de enero, vecinos temen a lo que pueda suceder, ya que creen que pueda tratarse de un suicidio colectivo, por lo que elementos policiacos resguardan el lugar.

Son alrededor de treinta personas, entre ellas ocho niños, que se encuentran resguardados en una casa en la comunidad rural de Isabel López en el municipio de Sabanalarga, además todos están haciendo un ayuno prolongado.

Las personas que se encuentran encerradas son originarias de Barranquilla, Colombia, y desde hace cinco semanas se fueron a esa comunidad para resguardarse en la espera del "juicio de Dios", este grupo está liderado por un exprofesor universitario llamado Gabriel Alberto Ferrer Ruiz, el cual renuncia a su trabajo ya que había recibido una orden directa del "Todopoderoso".

Te puede interesar: Grupo de religiosos vende sus bienes, ayuna y espera la llegada de Jesús el 28 de enero

Se ha rumorado que el pastor ha obligado a los miembros de la comunidad a renunciar a sus trabajos y deshacerse de sus bienes.

En la casa donde se encuentran encerrados han puesto cartulinas que anuncia cuando será el fin del mundo, el cual, según ellos, es el día de hoy, jueves 28 de enero, los vecinos temen que vaya a sucediera un suicidio colectivo o una masacre, información que ha sido negada por los integrantes.

El comandante de la Policía Atlántico, el coronel Hugo Molano, dio a conocer que la Policía de Infancia y Adolescencia visitó el lugar para ver si los niños eran obligados al ayuno, donde encontraron a tres familias quienes le comentaron que nadie está obligado a estar ahí.

Tras inspeccionar el lugar se dieron cuenta que la comunidad religiosa no estaba violando ninguna norma y se les permitió seguir con su culto, sin embargo siguen vigilando desde cerca ya que hay temor con el desenlace que pueda tener esta comunidad.

Síguenos en

Temas

Últimas noticias