Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

No negociaremos bajo presión o amenaza, dice Cuba a EU

El ministro cubano advirtió de que los propios intereses de EU se verán afectados

El canciller cubano, Bruno Rodriguez. AP

Cuba advirtió ayer al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que no negociará “bajo presión o amenaza” y que su nueva política de restricciones al comercio y los viajes con la isla perjudicará los intereses no sólo de cubanos, sino también de los propios estadounidenses, de acuerdo con el canciller cubano, Bruno Rodríguez.

“Como establece la Constitución de la República de Cuba, jamás negociaremos bajo presión o amenaza”, dijo Rodríguez en conferencia de prensa en Viena, subrayando que su país tampoco “realizará concesiones inherentes a su soberanía e independencia”. El canciller también negó que refugiados de origen estadounidense que viven en Cuba desde los años 70 y a los que consideró luchadores sociales vayan a ser enviados de regreso como parte de una negociación.

“Estas personas no serán retornadas a EU, que carece de base legal, política y moral para reclamarlas”, manifestó.

“Las medidas que acaba de anunciar el presidente Trump (...) son absolutamente insostenibles. El bloqueo es una pieza de la Guerra Fría. Primero, es criminal y genocida, según las convenciones de Ginebra”, dijo Rodríguez, quien destacó que esto “marca un retroceso en las relaciones entre ambos países”.

Afirmó que esa actitud no sólo afectará el lazo entre ambos países, sino también las “relaciones de EU con América Latina”.

El ministro cubano advirtió de que los propios intereses de EU se verán afectados.

“Es curiosa la paradoja, porque Trump ha dicho que su prioridad son los ciudadanos estadounidenses, la creación de empleo, favorecer las oportunidades de empresas de su país.

Pero hace todo lo contrario”, indicó. Reconoció que las restricciones también causarán daños económicos a Cuba, por ello cuestionó la contradicción de que el magnate quiera imponer el capitalismo en La Habana y, al mismo tiempo, prohíba los negocios y los viajes a la isla.

Trump anunció el viernes su intención de prohibir el comercio con empresas controladas por el ejército cubano y el Ministerio del Interior, así como dificultar los viajes de ciudadanos de EU a Cuba. Dejó sin efecto algunos aspectos del histórico acercamiento anunciado a finales de 2014, que llevó a Washington y La Habana a reanudar sus nexos diplomáticos en 2015.