Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

'No tuve tiempo de asustarme', relata niña que escapó de secuestro

NIGERIA

NIGERIA (AP) Las chicas en el dormitorio de la escuela escucharon los disparos que venían de un pueblo cercano. Por eso, cuando irrumpieron varios hombres armados y uniformados, prometiéndoles rescatarlas, se sintieron aliviadas en un primer momento.

"No se preocupen, somos soldados" , dijo uno de ellos, relató una alumna de 16 años. "Nada les va a pasar " , agregó.

Los hombres armados ordenaron a las cientos de estudiantes de la secundaria pública Chibok que se juntaran afuera, entraron en el almacén y se llevaron todos los alimentos. Luego prendieron fuego al lugar.

Cuando estaba a punto de amanecer, los extremistas se dirigieron a la escuela.

Eran demasiados insurgentes para contarlos, dijo la niña que escapó. Así las cosas, incluso después que las alumnas se dieron cuenta que los hombres eran extremistas islámicos, se sentaron obedientemente en la tierra. Entonces los hombres incendiaron la escuela e hicieron que las niñas subieran a tres camionetas, que recorrieron tres villas, pero entonces el vehículo de los insurgentes que los seguía se descompuso. Ahí fue cuando la niña y una amiga escaparon.

Cuando saltaron de la camioneta, el vehículo que iba detrás volvió a arrancar y encendió las luces. Las niñas no sabían si los insurgentes podían verlas, así que corrieron a esconderse en la maleza.

"Corrimos muy fuerte" , dijo la niña, quien siempre se ha preciado de correr más rápido que sus seis hermanos. "Así fue como me salvé. No tuve tiempo de asustarme" .

Algunas otras niñas se aferraron a ramas de árboles y esperaron a que pasaran los vehículos. Entonces se reunieron en la espesura y lograron regresar a la carretera. Un hombre que pasaba en bicicleta las acompañó de regreso.

Allí se reencontraron con lágrimas de alegría.

"Lo que fue extraño es que ninguna de las personas con quienes hablamos dijo que había visto un soldado en la zona, pero los militares dicen que están persiguiendo a los extremistas" , dijo Buba, un hombre de 42 años que llegó a Chibok atraído por la tragedia desde Maiduguri, capital del estado de Borno, 130 kilómetros al noroeste.

Muchos soldados dijeron a la AP que están desmoralizados porque Boko Haram tiene más y mejores armas, mientras que ellos apenas comen una vez al día.