Mundo

Notre Dame y las reliquias que guardaba en su interior

La catedral de Notre Dame sufrió ayer un devastador incendió. El mundo se conmocionó con esta tragedia. Afortunadamente no hubo perdidas humanas  

Por  EFE

Notre Dame y las reliquias que guardaba en su interior.(AP)

Notre Dame y las reliquias que guardaba en su interior. | AP

París.- La catedral de Notre Dame, icono de París y exponente máximo del arte gótico, sufrió ayer (lunes) un devastador incendio que acabó con parte de su estructura y sumió a Francia en un estado cercano a la conmoción. La Catedral de Notre Dame guardaba en su interior reliquias, de las cuales algunas pudieron ser salvadas.

La intervención de unos 500 bomberos evitó que se redujera a cenizas una obra que desde hace ocho siglos se ha convertido en un símbolo de la ciudad y que el presidente francés, Emmanuel Macron, prometió reconstruir.

El rector del templo, monseñor Chauvet, aseguró que se pudieron salvar las principales reliquias, entre ellas la corona de espinas de Cristo. El tesoro no se vio afectado, pero sí algunos de los mayores retablos, que no pudieron ser salvados.

Algunas reliquias que se encontraban en el interior de la catedral de Notre Dame fueron salvados. Foto AFP

Otros de los preciados objetos para los católicos aparte de la corona de espinas, que estaban guardados en el interior de la catedral son: un clavo de la crucifixión y un fragmento de la cruz.

En las torres se encuentra la famosa campana Emanuel, la más pesada por sus trece toneladas. Su calidad sonora es reconocida mundialmente y es un monumento histórico desde 1944. Ya en lo alto, rodeado de las famosas gárgolas, se puede apreciar una espectacular vista de la capital francesa.

Lo que se dañó

- La aguja.

La pérdida más visible es la aguja de la catedral, que se hundió entre las llamas apenas una hora después de iniciarse el incendio. Según el ministro de Cultura, Franck Riester, todo apunta a que fue allí donde comenzó el fuego, en una zona donde se habían iniciado obras recientemente y donde se había instalado un andamiaje de 100 metros de altura.

La aguja había quedado destruida varias veces a lo largo de la historia de Notre Dame. La que se vino abajo el lunes databa de 1859 y había sido diseñada por el arquitecto Eugène Viollet le Duc.

- El crucero y el transepto norte.

En un espacio contiguo también se hundieron el crucero y el transepto norte, y Riester dijo que hay "una gran inquietud" por la reacción de la bóveda del edificio a causa de la gran cantidad de agua que recibió de las mangueras de los bomberos.

- Tres reliquias.

En el interior de la aguja había tres reliquias que no se pudieron extraer: la que se considera una de las 70 espinas de la corona de Cristo y otras dos reliquias de san Dionisio y santa Genoveva.

- Dos tercios de la cubierta.

Los muros de la catedral han quedado totalmente en pie, pero según Riester se vinieron abajo dos tercios de la cubierta, lo que significa unos 1.000 metros cuadrados.

- Los rosetones.

Los tres rosetones que representan las flores del paraíso, construidos en el siglo XIII al mismo tiempo que el conjunto del edificio, se han visto afectados, pero "aparentemente no han sufrido daños catastróficos", según Riester.
 

Lo que se salvó

- Las estatuas de los doce apóstoles y los cuatro evangelistas.

Estaban alrededor de la aguja, encima de la cubierta, y fueron retiradas de allí la semana pasada con una grúa para ser restauradas, y por tanto han quedado a salvo.

- El mayor órgano.

De los tres órganos de la catedral, se sabe que el mayor -uno de los más célebres del mundo, con cinco teclados y cerca de 8.000 tubos- ha quedado intacto. Se encuentra ubicado justo a la entrada del edificio, una de sus partes que han sufrido menos.

De los otros dos no hay datos fiables todavía.

- Las torres y la fachada.

Auténticas joyas del arte gótico, las torres Norte y Sur y la fachada de Notre Dame, que dan a la catedral su icónica imagen. En esa fachada está el Pórtico del Juicio, esculpido e instalado entre 1220 y 1230, a partir del relato del Evangelio de san Mateo.

- El Tesoro de Notre Dame.

Fue una de las primeras cosas que se extrajeron. Dentro de ese "tesoro" está la túnica de lino del rey San Luis, del siglo XIII, pero también la corona de espinas y otras reliquias de la Pasión de Cristo, como un clavo de la crucifixión y un trozo de la cruz.

- Los cuadros "Mays".

Alrededor de una cincuentena de cuadros conocidos como los "Mays", que forman parte de una serie de 76 regalados por la cofradía de los orfebres de París en homenaje a la Virgen María entre 1630 y 1707, se encontraban en el interior de la catedral.

Algunos de ellos fueron extraídos y trasladados al Ayuntamiento. Dentro han permanecido el resto, en las capillas laterales de las naves.

Riester precisó que los daños que se han apreciado hasta ahora en los cuadros se deben más al humo que al fuego. Probablemente no podrán sacarse hasta el viernes por motivos de seguridad y, cuando se haga eso, se trasladarán al Louvre para su restauración

Se dio a conocer  que empresarios farnceses donarán 300 millones de euros para reconstrucción de Notre Dame.