Mundo

Nueva Zelanda y Francia combatirán terrorismo en internet con censura

La censura de videos donde se promueve el odio y la violencia es una de las soluciones que se ha contemplado por Nueva Zelanda y Francia

Por  AP

Activistas de sociedad civil paquistaní sostienen velas durante una vigilia para las víctimas del tiroteo en las mezquitas de Christchurch, Nueva Zelanda, en Lahore, Pakistán, el miércoles 7 de marzo de 2019(AP)

Activistas de sociedad civil paquistaní sostienen velas durante una vigilia para las víctimas del tiroteo en las mezquitas de Christchurch, Nueva Zelanda, en Lahore, Pakistán, el miércoles 7 de marzo de 2019 | AP

Wellington, Nueva Zelanda.- Jacinda Ardern, primera ministra de Nueva Zelanda, junto con el presidente francés, Emmanuel Macron, liderarán una reunión en París el próximo mes cuyo objetivo es impedir que los actos de terrorismo y extremismo violento se transmitan en internet, informaron este miércoles.

Ardern dijo que Macron pedirá a líderes mundiales y directores generales de compañías tecnológicas llegar a un acuerdo llamado “Christchurch Call”, nombrado así por la ciudad neozelandesa en donde decenas de personas fueron asesinadas en ataques en mezquitas el mes pasado.

Ardern no ofreció detalles del compromiso, diciendo que todavía lo están trabajando.

Agregó que ha hablado con representantes de compañías incluidas Facebook, Twitter, Microsoft y Google, junto con líderes mundiales, y sentía que podía llegarse a un consenso si se mantenía el acuerdo muy enfocado.

Antes de que se tratara el tema respecto a la libertad de expresión, Ardern expresó:

No se trata de libertad de expresión. Está específicamente enfocado a erradicar esos actos extremos de terrorismo en internet

El hombre acusado de matar a tiros a 50 personas en dos mezquitas en Christchurch el 15 de marzo transmitió en vivo el ataque a través de Facebook con una cámara montada en su casco.

El escalofriante video de 17 minutos fue copiado y visto ampliamente en internet, incluso cuando las compañías tecnológicas se apresuraron para eliminarlo.

La primera ministra dijo que el agresor utilizó las redes sociales de una forma sin precedentes para promover un acto de terrorismo y odio. Agregó que nadie argumentaría que un terrorista tiene el derecho de transmitir en vivo el asesinato de 50 personas.

“Ninguna compañía tecnológica, como ningún gobierno, desea ver en internet terrorismo y extremismo violento”, dijo Ardern. “Así que tenemos el punto de partida de unidad”.

En un artículo de opinión publicado el mes pasado en el periódico The Washington Post, el fundador y director general de Facebook, Mark Zuckerberg, pidió que gobierno y reguladores tomaran un papel más activo en la vigilancia del internet.

Ardern y Macron han ocupado un rol de liderazgo entre las potencias económicas del Grupo de los Siete en intentar eliminar el terrorismo en línea.