Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Obama asegura que la mariguana no es más peligrosa que el alcohol

WASHINGTON

Washington.- El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, opina que la mariguana no es más peligrosa que el alcohol, "en términos de su impacto en el consumidor individual", aunque no considera que la legalización sea una "panacea" que resuelva todos los problemas, de acuerdo con una entrevista difundida ayer por la revista The New Yorker.

"Como ya se ha documentado bien, yo fumé mariguana cuando era un menor de edad y lo considero un mal hábito y un vicio, pero no es muy diferente de los cigarrillos que fumé desde que fui un joven hasta gran parte de mi vida adulta. No creo que sea más peligrosa que el alcohol", precisó el presidente.

Fumar mariguana "no es algo que yo aliente y le he dicho a mis hijas que creo que es una mala idea, una pérdida de tiempo y que no es muy saludable", dijo Obama, cuya administración ha permitido a los gobiernos estatales que experimenten con la regulación de la mariguana. Así, los estados de Colorado y Washington aprobaron leyes que legalizaron el cannabis y que entraron en vigencia recientemente.

Al respecto, Obama dijo a la revista que fue importante que la legalización de la mariguana avanzara en esos estados para evitar una situación en la que sólo unos pocos son castigados, aunque una gran parte de la gente ha violado la prohibición en un momento u otro.

Indicó que le preocupa el número desproporcionadamente alto de detenciones y encarcelamientos entre minorías por consumo de mariguana. "A los menores de clase media no se les encierra por fumar mariguana, pero sí a los jóvenes pobres" , dijo. "Y los jóvenes negros y latinos tienen más probabilidades de ser pobres y menos probabilidades de tener los recursos y el apoyo para evitar sanciones excesivamente severas", añadió. El mandatario dijo en la entrevista que los consumidores de drogas no deberían ser encerrados por largos períodos de tiempo, mientras la gente que elabora las leyes sobre las drogas "probablemente han hecho lo mismo".

Sin embargo, Obama instó a que la sociedad tenga un enfoque cauteloso hacia la evolución de las leyes sobre la mariguana, al afirmar que la gente que cree que la legalización de la mariguana resolverá problemas sociales "probablemente exagera el caso... Y el experimento que va a estar ocurriendo en Colorado y Washington va a ser, creo yo, un reto", dijo el presidente a The New Yorker.

Ethan Nadelmann, director ejecutivo de la Drug Policy Alliance (Alianza por Políticas Antidrogas), organización sin fines de lucro con sede en la ciudad de Nueva York elogió los comentarios de Obama, al decir que el hecho de que considere importantes las nuevas leyes de Colorado y Washington "realmente alienta el movimiento para terminar con la prohibición de la mariguana".

Los críticos de las nuevas leyes han planteado inquietudes sobre la salud pública y la aplicación de la ley, al preguntarse si una disponibilidad ampliada de las drogas significará que haya más menores de edad consumiéndolas, más casos de personas drogadas que conduzcan vehículos y más delincuencia.

Para el presidente de Estados Unidos, el gran problema es definir dónde poner el límite a la permisividad con las drogas, cuando otros narcóticos más duros siguen provocando "un profundo daño y coste social", como la cocaína o las anfetaminas.