Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Obama busca aliviar penuria de migrantes

ESTADOS UINIDOS

WASHINGTON, EU, (EL UNIVERSAL).- Tras el anuncio del presidente estadounidense Barack Obama de que buscará resolver el problema migratorio a través de órdenes ejecutivas, analistas y organizaciones señalaron este martes algunas de las opciones, que van desde medidas provisionales de alivio para personas que figuran en las listas de deportación, hasta beneficios concretos como los que han sido concedidos con carácter temporal a los jóvenes indocumentados conocidos como Dreamers.

"No sabemos cuál será la decisión final del presidente, que tiene que esperar las recomendaciones del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) y del Departamento de Justicia. En cualquier caso, muchos de nosotros estamos sorprendidos por un gesto presidencial que, de confirmarse, ratificaría la estatura de estadista de Obama", dijo Juan José Gutiérrez, Coordinador de la Coalición Derechos Plenos para los Inmigrantes en Los Ángeles, California.

Aunque el alcance de cualquier orden ejecutiva podría conocerse hasta después del verano, desde las oficinas de congresistas demócratas la apuesta es que Obama tomará algún tipo de órdenes ejecutivas que alivien la situación legal de millones, en tanto el Congreso pasa por el trance de las elecciones de medio término, en noviembre.

"Consideramos que la expansión del programa de Acción Diferida es la mejor, aunque no la única, forma de aliviar el dolor de las deportaciones. Como el programa de DACA (para los hijos de indocumentados), una expansión de la acción diferida podría permitir a un grupo o grupos de personas (por ejemplo, los padres de los niños que han estado viviendo en el país desde hace varios años) a presentarse y recibir un estatus migratorio temporal y permiso de trabajo", consideró Marshall Fitz, director de política migratoria para el Center For American Progress.

Pablo Alvarado, director de la Red Nacional de Jornaleros (NDLON), señaló este martes que Obama debería no sólo extender a los adultos el Programa de Acción Diferida que ha beneficiado a más de dos millones de hijos de indocumentados —los llamados Dreamers—, sino erradicar el programa de Comunidades Seguras, que permite a la policía actuar como agentes migratorios.

Nadie, sin embargo, se atreve a adelantarse a los acontecimientos por tratarse de un tema "muy sensible". En todo caso, congresistas demócratas como Luis Gutiérrez festejaron que Obama decidiera echar mano de sus poderes ejecutivos en caso de que los republicanos dejaran en la cuneta el proyecto de reforma aprobado por el Senado en junio del año pasado.

"Este es el presidente por el que yo voté", aseguró Gutiérrez. Otros se mostraron cautos. "No podemos festejar sin conocer el contenido de las órdenes ejecutivas. Y muchos somos en estos momentos como Santo Tomás. Hasta no ver, no creer", dijo Juan José Gutiérrez.

"Estamos en un cruce de caminos. El presidente ya ha dicho que esperará las recomendaciones hasta el final del verano. Y sabemos que una de las prioridades es reforzar la seguridad de la frontera y otra la situación que viven miles de familias que son separadas todos los días", consideró Ali Noorani, de la organización National Immigration Forum.

En tanto, congresistas demócratas invitaron a Obama a visitar la frontera y conocer de primera mano la situación de los miles de niños que llegan provenientes de Centroamérica. "Sabemos que usted comparte nuestro interés en el cuidado de estos jóvenes migrantes al abordar las causas fundamentales que los han impulsado a abandonar sus hogares y buscar refugio en Estados Unidos y, por ello, esperamos contar con su presencia en Texas", dijeron Filemón Vela y Rubén Hinojosa.

Alternativas

• Una de las opciones de Obama es ampliar a los adultos el Programa de Acción Diferida que ha beneficiado a los hijos de indocumentados, los "Dreamers", evitando su deportación.

• Otra, por la que aboga la red de Jornaleros, es erradicar el programa de Comunidades Seguras. También podría ordenar el reforzamiento de la frontera para frenar la migración a EU.