Mundo

Padre sacrifica su vida para salvar a sus hijos de morir ahogados

El padre terminó sacrificando su vida para rescatar a sus hijos, quienes luchaban por salir de la costa 

Por  Andres Rodriguez

Padre sacrifica su vida para salvar a sus hijos de morir ahogados(Pixabay)

Padre sacrifica su vida para salvar a sus hijos de morir ahogados | Pixabay

Carolina del Norte.- Un padre de Carolina del Norte murió el domingo después de que fue arrastrado por aguas turbulentas mientras trataba de rescatar a cuatro de sus hijos que luchaban en la costa.

Johnny Lee Vann Jr., de 35 años, rescató a cuatro de sus hijos en Wrightsville Beach, unos 10 kilómetros al este de Wilmington, antes de que lo arrastraran al océano, informó WWAY.

Los primeros respondedores recuperaron a Vann, pero un equipo de emergencia no pudo reanimarlo, dijeron las autoridades. Los funcionarios de la ciudad describieron el incidente como un posible ahogamiento.

La esposa de Vann le dijo a WFMY que su esposo no dudó en salvar a sus hijos cuando los vio luchando en el agua. Ella dijo que cuando otros en la playa corrieron hacia él, él dijo: "Olvídate de mí. Consigue a mis hijos".

No se puede pedir una mejor persona, dijo.

Héroe casi muere por heridas por salvar a sobrina de morir quemada

Un hombre de Washington, que ha sido hospitalizado con quemaduras graves en todo el cuerpo después de haber corrido a una casa en llamas para salvar a su sobrina de 8 años, dijo a los reporteros desde su cama del hospital que lo haría de nuevo.

Derrick Byrd, de 20 años, de Aberdeen, que se encuentra a unas dos horas en automóvil de Seattle, le dijo a KOMO News: "Lo haría de nuevo, realmente lo haría".

Añadió: "Regresaría allí y lo haría de nuevo, incluso si me quemara peor o muriera".

Byrd fue trasladado por aire a un hospital cercano con quemaduras de segundo y tercer grado en la cara, la espalda y los brazos después del incendio de la mañana del jueves en su casa, informó la estación.

Byrd dijo que cuando comenzó el incendio, inmediatamente trató de ayudar a su hermana a sacar a sus tres hijos pequeños de la casa a través de la ventana del segundo piso.

"Corrí escaleras abajo a pesar de que me quemé, comencé a atrapar a los niños", dijo. Byrd le dijo a la estación que atrapó a su sobrino de 6 años y al bebé de su hermana, pero su hija de 8 años, Mercedes, tenía mucho miedo de saltar.

Dijo que cuando su hermana se cayó del techo, Mercedes volvió a caer en la habitación en llamas.