Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Mundo

Padres que torturaron a 13 hijos en California se declaran culpables

Los Turpin, los padres que torturaron a sus trece hijos en la "casa del horror" en el 2018 se declararon culpables y podrían tener cadena perpetua

Por: AFP .

En enero del 2018 una de los trece hijos de los Turpin escapó de la

En enero del 2018 una de los trece hijos de los Turpin escapó de la "casa del horror" en California y avisó a las autoridades.

Los Angeles, (AFP) - Los padres de la "casa del horror" en California se declararon este viernes culpables de 14 cargos criminales, incluidos abuso y tortura contra 12 de sus 13 hijos, informó la fiscalía.

Los Turpin, es decir, David Turpin, de 56 años, y Louise Turpin, de 50, fueron arrestados en enero de 2018 tras una denuncia de una de sus hijas, que logró escapar y llamar a la policía.

Las fotos de David y Louise Turpin en el 2018 cuando fueron detenidos por mantener a sus 13 hijos confinados en su casa en California, los cuales sufrieron abusos y torturas. Foto: AFP

Los Turpin fueron imputados con cargos de tortura, confinamiento y abuso infantil a sus hijos biológicos, a quienes golpearon y estrangularon, además de mantenerlos desnutridos, de permitirles una ducha al año y nunca llevarlos al médico.

El suceso estremeció al mundo y se considera uno de los peores casos de abuso infantil en la historia de Estados Unidos. El caso fue conocido como las torturas en la "casa del horror". Foto: AP

Su audiencia de sentencia está prevista para 19 de abril en una corte del condado de Riverside. Podrían ser condenados a cadena perpetua.

Nadie se daba cuenta de lo que hacían con sus hijos. Los padres presumian en Facebook una vida perfecta y se mantenian lejos de vecinos y engañabana a sus familiares para evitar ser descubiertos. Foto: AP

"Este es uno de los más graves, de los peores casos de maltrato infantil que he visto en mi carrera como fiscal", dijo Michael Hestrin, fiscal del condado.

La familia vivía en una casa acomodada en la ciudad de Perris, condado de Riverside, al sureste de Los Ángeles.

Jordan Turpin, entonces con 17 años, escapó por una ventana y con un celular desactivado pudo llamar a los servicios de emergencia. La operación la planificó por dos años.

La Policía describió como "horrenda" la casa en la que vivian. Los trece hijos vivian entre excrementos y basura. No iban a la escuela y los amarraban a sus camas. Foto de Facebook. 

En la llamada, indicó que sus dos hermanas más pequeñas "estaban encadenadas a sus camas" por violar las reglas de la casa al tomar caramelos de la cocina sin permiso.

"A veces mis hermanas se despiertan y comienzan a llorar" por el dolor. Llamo para que ayuden a mis hermanas", dijo entonces.

Una de las niñas logró escaparse un día y avisar a las autoridades. Foto: AFP

El oficial del sheriff Manuel Campos, que respondió al llamado de emergencia, declaró ante la corte en enero que la joven, que sonaba y parecía más una niña, tenía los cabellos y la piel muy sucios y que le admitió que estaba "muerta de miedo".

Los hijos Turpin, de entre tres y 30 años, están bajo el cuidado de los servicios de protección de niños y adultos del condado.

En esta nota: