Mundo

Países consideran libertad de expresión como una amenaza

Algunos gobiernos han retratado a la prensa no como aun amenaza a la sociedad democrática, censurando medios y encarcelando reporteros.

Por: Doris Salazar

Países consideran libertad de expresión como una amenaza

Países consideran libertad de expresión como una amenaza

Varsovia, Polonia.- Dos periodistas turcos enfrentan posibles cadenas perpetuas por cargos de que enviaron "mensajes subliminales" en la televisión alentando un golpe de Estado.

En Hungría, los oligarcas leales al primer ministro han ganado el control de gran parte de los medios de comunicación después de que el principal periódico independiente fuera clausurado.

Y en Polonia, un reportero está siendo amenazado con un juicio militar por escribir un libro que critica al ministro de Defensa.

Foto: AP

Estos son tiempos difíciles y peligrosos para los medios en países que hasta hace poco habían comenzado a adoptar normas democráticas de libre expresión. Las organizaciones de noticias están siendo atacadas de manera dramática, ya que los gobiernos elegidos convierten los medios públicos en sus portavoces y tratan de silenciar las voces críticas.

Michael Abramowitz, presidente de Freedom House, dijo que si los gobiernos encarcelan a los periodistas o inundan la esfera pública con desinformación, su objetivo es el mismo:

"garantizar que la cobertura negativa sobre el régimen se margine y predomine la cobertura positiva, especialmente para la pluralidad de ciudadanos cuyo apoyo necesita para continuar gobernando ".

Foto: AP

Al socavar la libre expresión, algunos de estos gobiernos han retratado a la prensa no como un pilar de una sociedad democrática, sino como una amenaza para ella.

Es un tema de creciente interés en Estados Unidos, donde el presidente Donald Trump condena la cobertura desfavorable como "noticias falsas" y califica a los periodistas como "enemigos del pueblo".

Foto: AP

Lata Nott, directora ejecutiva del First Amendment Center, dijo que la amenaza en los EE.UU. son que los continuos ataques de la administración podrían sembrar tanta desconfianza que socavar a los medios será aceptado.

"Creo que parte de lo que Trump dice es simplemente fanfarroneo", dijo Nott. "Pero hay momentos en los que se convierte en una amenaza tangible, y eso es de lo que me preocupo".

Foto: AP

En teoría, Turquía, Hungría y Polonia también garantizan la libertad de expresión y de prensa. Los principios fueron consagrados en las constituciones polaca y húngara después del colapso del comunismo en 1989 y en la constitución de Turquía décadas antes.

A pesar de esas protecciones, muchos reporteros en Turquía fueron encarcelados en una ola de represión tras un golpe militar en 1980.

Algunos avances se produjeron a principios de la década de 2000 cuando Turquía adoptó reformas con la esperanza de unirse a la Unión Europea, pero las cuestiones se deterioraron dramáticamente bajo el Presidente Recep Tayyip Erdogan.

Foto: AP

Erol Onderoglu, un representante de Reporteros sin Fronteras en Turquía, dijo que 122 reporteros, escritores y otros profesionales de los medios están tras las rejas, muchos de ellos en detención preventiva durante más de un año. 

"Desde el primer día, el gobierno ha utilizado el intento de golpe para ir tras sus críticas, y el espectro de la represión ha ido más allá de los verdaderos sospechosos", dijo Johann Bihr, también de Reporteros sin Fronteras.

El gobierno de Turquía insiste en que ninguno de los periodistas está siendo juzgado por su trabajo, sino por ayudar a los grupos terroristas y otros crímenes.

Más de 150 organizaciones de medios se han cerrado.

Foto: AP

En Hungría, el primer ministro Viktor Orban ha estado en el poder desde 2010, construyendo lo que él llama un "estado antiliberal" inspirado en Rusia y Turquía.

El principal periódico independiente, Nepszabadsag, cerró el año pasado bajo presión política, y la mayoría de los grupos de medios sobrevivientes ahora están controlados por aliados de Orban.

Aparentemente, hay intentos de intimidar a los periodistas que trabajan para medios internacionales.

Foto: AP

El gobierno populista de derecha de Polonia, en el poder desde hace dos años, ha sido condenado repetidamente por la Unión Europea y otros por erosionar la independencia judicial. También ha tomado control firme de los medios públicos, purgando a los periodistas vistos como demasiado liberales o como opositores al gobierno.

Los medios públicos ahora funcionan como una herramienta de propaganda para el partido gobernante de derecha. 

Foto: Wikimedia Commons

El futuro de las compañías de medios privadas de Polonia no está claro, dadas las señales de que el partido gobernante espera reducir la propiedad extranjera o debilitar a los medios independientes lo suficiente para que el gobierno pueda tomar el control.

Un reportero del principal diario del país, Gazeta Wyborcza, ha sido amenazado con un juicio por un tribunal militar, y hasta tres años de prisión, por escribir un libro que alega que los asociados del ministro de Defensa tienen vínculos con agentes y mafiosos rusos.

En esta nota:
  • Censura
  • Libertad de expresión
  • Libertad de prensa
  • Persecución a reporteros
  • Prensa turca
  • Recep Tayyip Erdogan
  • Prensa Polaca
  • Gazeta Wyborcza
  • Prensa húngara
  • Viktor Orban
  • Encarcelan reporteros
  • Turquía
  • Polonia
  • Hungría