Mundo

Papa Francisco besa los pies de líderes de Sudán del Sur

En un acto de humildad, el papa Francisco besó los pies de los líderes rivales de Sudán del Sur, para alentarlos a fortalecer el proceso de paz

Por  AP

El papa Francisco se dispuso a besar los pies del presidente de Sudán del Sur, Salva Kiir Mayardit, junto a otros líderes durante una reunión en el Vaticano.(EFE)

El papa Francisco se dispuso a besar los pies del presidente de Sudán del Sur, Salva Kiir Mayardit, junto a otros líderes durante una reunión en el Vaticano. | EFE

Ciudad del Vaticano.- El papa Francisco se arrodilló y les besó los zapatos a los líderes rivales de Sudán del Sur, en un acto de humildad sin precedentes dirigido a alentarles a fortalecer el tambaleante proceso de paz en el país africano. 

Al cierre de una reunión de dos días en el Vaticano de los líderes africanos, el pontífice les pidió al presidente de Sudán del Sur y al líder de la oposición que procedan con el acuerdo de paz pese a las crecientes dificultades. Seguidamente, se puso de rodillas y les besó los zapatos a los líderes.

El papa Francisco instó a los líderes de Sudán del Sur a cumplir su compromiso de paz. Foto: EFE

Usualmente, el papa realiza un lavado ritual de pies con prisioneros en el Jueves Santo, pero Francisco nunca ha mostrado una deferencia tal con líderes políticos. 

"Expreso mi sentida esperanza de que las hostilidades cesen finalmente, el armisticio sea respetado, las divisiones políticas y étnicas sean superadas y que haya una paz duradera por el bien común de todos los ciudadanos que sueñan con comenzar a construir la nación", dijo el papa en sus declaraciones finales.

El retiro espiritual reunió al presidente Salva Kiir con el líder opositor Riek Machar. También estaban presentes los tres vicepresidentes de Kiir. El papa besó los pies de todos ellos. 

Los líderes sursudaneses no hicieron ninguna declaración en respuesta a los pedidos del papa. 

Sudán del Sur ganó la independencia de Sudán en el 2011, y en el 2013 el país se sumió en una sangrienta guerra civil, que dejó al menos 400.000 muertos.

La reunión se celebró un mes antes del fin del período pre-transicional del acuerdo de paz. El 12 de mayo, el líder opositor Machar deberá regresar a Sudán del Sur y servir de nuevo como vicepresidente de Kiir. 

Sin embargo, el acuerdo, firmado en septiembre en Jartum, la capital de Sudán, ha encontrado retrasos, incumplimientos de plazos y la continuación de combates, con aspectos claves aún sin implementar.