Mundo

Pena máxima en Bolivia por un crimen pasional planificado en España

Un tribunal condenó a dos hombres a treinta años de cárcel por un crimen pasional planificado en España, por el que también fueron sentenciadas otras tres personas

Por  EFE

Pena máxima en Bolivia por un crimen pasional planificado en España(Temática pixabay)

Pena máxima en Bolivia por un crimen pasional planificado en España | Temática pixabay

La Paz.- Un tribunal de Bolivia condenó a dos hombres a treinta años de cárcel, la pena máxima en el país, por un crimen pasional planificado en España, por el que también fueron sentenciadas otras tres personas, una de ellas la viuda del asesinado, a penas de entre dos y quince años de prisión.

La Fiscalía General del Estado de Bolivia informó este martes de la condena a treinta años de reclusión sin derecho a indulto para Gilbert R.A. y Rildo Z.R. por el delito de asesinato.

Un tribunal de lo Penal de la ciudad boliviana de Santa Cruz sentenció además a quince años de prisión para Richard T.F. y Neyer V. por complicidad y a dos años para Sonia Z.M., viuda de la víctima, por encubrimiento, según un comunicado de la fiscalía.

Los condenados en un juicio oral deberán cumplir sentencia en la cárcel de Palmasola en Santa Cruz.

El profesor Rogelio A.P.J. tenía 42 años cuando fue asesinado en el municipio boliviano de Cotoca en la noche del 8 de septiembre de 2014, cuando fue visto por última vez tras una reunión con padres de familia del colegio 23 de Marzo, detalló la fiscalía.

El cuerpo sin vida fue encontrado por efectivos de la Dirección de Análisis Criminal e Inteligencia (DACI) y trasladado a una morgue, donde fue reconocido por un hermano, de acuerdo con el comunicado.

Richard T.F., Neyer V. y Rildo Z.R. declararon durante la investigación del caso que fueron contratados por Gilbert R.A. por 15.000 dólares para asesinar al profesor, a quien le realizaron seguimiento durante un mes, relató la fiscalía.

"Durante las investigaciones se puedo evidenciar que se trata de un triángulo amoroso, toda vez que la víctima era esposo de Sonia Z.M.", aseguró esta entidad judicial.

"También se conoció que Gilbert R.A. era compadre de ambos pero mantenía una relación amorosa con Sonia y ambos cuando vivían en España planificaron la muerte del profesor Rogelio con el objetivo de no tener obstáculos para vivir juntos", afirmó la fiscalía.