Mundo

Pentágono aumenta cifra de soldados heridos por ataque iraní

Muchos efectivos se encontraban en búnkers antes de que casi una decena de misiles balísticos iraníes explotaran

Por  AP

Fotografía de archivo del domingo 29 de diciembre de 2019 tomada desde un helicóptero de la base aérea Ain al-Asad en el desierto Anbar en Irak. (AP Foto/Nasser Nasser, Archivo)

Fotografía de archivo del domingo 29 de diciembre de 2019 tomada desde un helicóptero de la base aérea Ain al-Asad en el desierto Anbar en Irak. (AP Foto/Nasser Nasser, Archivo)

WASHINGTON (AP) — El Pentágono elevó el martes a 50 el número de soldados de Estados Unidos que sufrieron lesiones cerebrales traumáticas en el ataque con misiles perpetrado por Irán hace unas semanas contra una base aérea de Irak, la tercera ocasión que la cifra de heridos sube.

La nueva cantidad de afectados contradice la afirmación inicial del presidente Donald Trump sobre que ningún elemento había resultado herido. En los días posteriores al ataque, el ejército informó que 11 soldados estaban lesionados. La semana pasada, el Pentágono señaló que 34 militares tenían afectaciones.

El teniente coronel Thomas Campbell, portavoz del Pentágono, dijo el martes que otros 16 elementos fueron diagnosticados con traumatismos craneoencefálicos. De eso 50, 31 ya habían vuelto a sus labores, señaló Campbell.

Los soldados fueron atendidos en Irak o en centros de salud militares, incluido el Centro Médico Regional en Landstuhl, Alemania, _el hospital militar estadounidense más grande fuera del país_ y en una instalación médica del ejército estadounidense en Kuwait.

En un principio, Trump dijo que le habían informado que ningún soldado había resultado herido por el ataque con misiles del 8 de enero contra la base aérea Ain al-Asad en Irak, que Irán perpetró en represalia por un ataque con dron de Estados Unidos en Bagdad que provocó la muerte del general iraní, Qassem Soleimani, el 3 de enero.

El ejército señaló que no se reportaron síntomas de conmoción o de traumatismos cerebrales luego del ataque y que en algunos casos se informaron días después. Muchos efectivos se encontraban en búnkers antes de que casi una decena de misiles balísticos iraníes explotaran.

Luego de que el Pentágono reportó el 17 de enero que 11 soldados habían sido evacuados de Irak con síntomas similares a los de una conmoción cerebral, Trump dijo: “Escuché que tenían dolores de cabeza y otras cosas... puedo decir que no es muy grave”. Comentó que no consideraba que las lesiones fueran tan graves como las sufridas por el estallido de bombas colocadas en las carreteras de Irak.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo