Mundo

Personas son deportadas en EU por fallas de sistema electoral

El sistema de empadronamiento automático de Illinois permitió que cientos de personas fueran apuntadas para votar causándoles cargos penales o deportación

Por  AP

Margarita del Pilar Fitzpatrick fue deportada a Perú(AP)

Margarita del Pilar Fitzpatrick fue deportada a Perú | AP

Chicago.- El día que Margarita del Pilar Fitzpatrick solicitó una licencia de conducir en Illinois marcó su vida. Cuando un empleado le ofreció registrarla para votar en el 2005, esta ciudadana peruana aceptó, sin saber en el lío en que se metía. Y terminó siendo deportada.

Una década y media después, a los 52 años, le cuesta conseguir trabajo, vive casi en la indigencia en Perú y no ve a sus tres hijas estadounidenses desde hace años como consecuencia de un error burocrático.

“Eso descarriló nuestras vidas”, expresó en una entrevista telefónica desde Lima. “No se debería colocar en esa situación a los inmigrantes”.

Un puñado de inmigrantes como ella podrían correr la misma suerte y ser deportados, o tener que enfrentar cargos penales porque el sistema de empadronamiento automático de Illinois permitió que cientos de personas que se presentaron como no ciudadanos estadounidenses se apuntasen para votar. Dieciséis de ellos lo hicieron.

El fiasco en un estado con una reputación de manejos poco claros en las elecciones dio lugar a fuertes enfrentamientos entre los partidos, enfureció a agrupaciones que promueven el voto y obligó a organizaciones defensoras de los inmigrantes a movilizarse para tratar de contener los daños.

“Es frustrante porque es algo que se pudo haber evitado”, expresó Lawrence Benito, director de la Coalición para los Derechos de los Inmigrantes y los Refugiados de Illinois.

Ellos dijeron por voluntad propia que no eran ciudadanos. No fue su culpa que los registrasen.

Los extranjeros no pueden votar y rara vez lo hacen. Pero el presidente Donald Trump ha repetido en numerosas ocasiones afirmaciones que no sustentó según las cuales millones de personas votaron ilegalmente en el 2016. Sus comentarios le dieron mayor peso político al tema y enfocaron la atención en esfuerzos por modernizar los métodos para votar, incluido el empadronamiento automático.

La realidad es que la gente busca cualquier potencial percepción de faltas en relación con el voto de personas que no son ciudadanas, para aducir que cosas como el empadronamiento automático facilita el fraude

manifestó Jessica Levinson, profesora de la Loyola Law School de Los Ángeles.

Illinois dio de qué hablar en el 2017 cuando el gobernador de entonces Bruce Rauner fue uno de los primeros republicanos que convalidó el empadronamiento automático. El sistema se basa en buena medida en información de la oficina que emite las licencias de conducir.

Un “error de programación” envió por error información de más de 500 personas a las autoridades electorales, a pesar de que habían dicho “no” cuando se les preguntó si eran ciudadanos. En total, 545 terminaron empadronadas.

El que estas personas empadronadas incorrectamente enfrenten cargos penales queda a discreción de los fiscales.

Expertos dicen que hay pocas posibilidades de que se encause a nadie en la zona de Chicago, donde el procurador general es demócrata. Pero en otras localidades más conservadoras las autoridades podrían tomar medidas. Las autoridades electorales dicen que no fueron contactadas por la policía.

Los esfuerzos por pillar a extranjeros que votan ilegalmente han dado algunos resultados. En el 2018 una fuerza de tareas de Carolina del Norte descubrió infracciones en los comicios del 2016 y 19 extranjeros fueron encausados.

Puede tomar años descubrir que un extranjero votó. Las autoridades de inmigración pueden enterarse recién cuando un inmigrante inicia trámites para cambiar su status, como por ejemplo alguien con la tarjeta verde de residente que quiere pedir la ciudadanía y debe llenar un formulario en el que se le pregunta si alguna vez votó. Si dice que sí, eso puede cerrarle las puertas y determinar su deportación.

Dos de los casos más sonados fueron atendidos en el 7mo Circuito de la Corte de Apelaciones e involucra a Illinois, que posteriormente cambió la forma en que aborda el tema del empadronamiento.

Fitzpatrick presentó su pasaporte peruano y su tarjeta verde de residente cuando solicitó una licencia de conducir en el 2005. Se confundió cuando un empleado le dijo que “dependía de ella” el que se registrase para votar, y ella lo hizo. Posteriormente votó, si saber que era ilegal. Se enteró cuando pidió la ciudadanía años después. El gobierno pidió su deportación, los tribunales aprobaron el pedido y ella fue deportada en el 2017.

Elizabeth Keathley casada con estadounidense | AP

A Elizabeth Keathley, una filipina que se casó con un estadounidense, le pasó lo contrario. Inició el trámite por una licencia de conducir, las autoridades inmigratorias descubrieron que había votado y dispusieron su deportación. Pero los jueces concluyeron que no había mentido y le permitieron quedarse. Pudo sacar la ciudadanía y su historia fue tema de una obra de teatro off-Broadway.

Keathley, de 41 años, dijo que la amenaza de ser separada de su familia fue horrorosa, especialmente dado que su hija era pequeña. Además perdió su trabajo en un hospital.

Trastornó nuestras vidas 

dijo la mujer, residente en Bloomington.

El abogado de Chicago Richard Hanus representó a ambas mujeres. Pensó que el error del empleado las favorecería, dado que ellas no se hicieron pasar por ciudadanas.

Las autoridades de Illinois se han comprometido a proteger a los inmigrantes.

Algunos activistas dicen que las leyes estatales tienen una cláusula que puede ayudar, la cual estipula que si el empadronamiento fue mal procesado, “no se podrá determinar que la persona afirmó falsamente que era ciudadana”.

El voto de alguien que no es ciudadano no es común. Un estudio del 2017 del Centro Brennan para la Justicia indicó que había encontrado unos 30 incidentes en los que se sospechaba que un no ciudadano podía haber votado cuando analizó jurisdicciones que representan unos 24 millones de votos en las elecciones generales del 2016.

El secretario de Estado de Illinois Jesse White dijo que su dependencia asume toda la responsabilidad de estos errores y aseguró que no hubo mala intención.

“Fue un error y no se trató de ocultarlo”, expresó White, quien es demócrata, en una reciente presentación en el capitolio estatal. Arregló que la falla, que afectó los empadronamientos de julio del 2018 hasta diciembre del 2019, había sido arreglada.

Los republicanos pidieron que se suspenda el sistema de empadronamiento automático hasta que se resuelvan todas las dudas. Dijeron que también fueron empadronadas personas que no son ciudadanas en otros estados, incluido California.

El derecho fundamental al voto y la santidad de nuestra democracia son demasiado importantes como para que miremos hacia otro lado y confiemos que el gobierno estatal de Illinois tiene todo bajo control cuando claramente no lo tiene 

expresó el presidente del Partido Republicano de Illinois Tim Schneider.

Casi 20 estados han aprobado alguna forma de empadronamiento automático con el objetivo de aumentar la participación de la ciudadanía.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo