Mundo

Podría pasar 20 años en prisión por rescatar a 1000 migrantes

La mujer de 35 años podría ser juzgada por ayudar a esta cantidad de personas a ingresar ilegalmente a Europa a pesar de que ella se defiende

Por  El Debate

Podría pasar 20 años en prisión por rescatar a 1000 migrantes(AFP)

Podría pasar 20 años en prisión por rescatar a 1000 migrantes | AFP

Alemania.- Una capitana de barco alemán se enfrenta a 20 años de cárcel en Italia por rescatar a 1,000 migrantes en el Mediterráneo después de ser acusado de complicidad con contrabandistas.

Pia Klemp, de 35 años, podría ser juzgada y encarcelada por ayudar a las personas a ingresar ilegalmente a Europa desde la costa del norte de África.

Las autoridades italianas alegan que colaboró con los contrabandistas para recolectar migrantes en los puntos de encuentro del Mediterráneo y rescates en el mar.

AYÚDANOS Da click a la estrella de Google News y síguenos

Los agentes encubiertos tomaron fotos que supuestamente mostraban a los traficantes de personas "escoltando" barcos llenos de migrantes antes de ser transferidos a barcos de ayuda.

Se sabe que los traficantes de personas en Libia extorsionan miles de dólares a los inmigrantes que llegan al país tratando de llegar a Europa.

Los barcos utilizados para transportarlos a menudo no son aptos para navegar o son saboteados deliberadamente, lo que obliga a los barcos humanitarios a realizar rescates.

Klemp, que es de la ciudad alemana de Bonn, es miembro de Sea Watch, una ONG que despliega embarcaciones para rescatar a los solicitantes de asilo en el Mediterráneo.

Sus partidarios, 80,000 de los cuales firmaron una petición instando a Italia a retirar los cargos, dicen que es una persona humanitaria que ha sido personalmente responsable de cientos de rescates genuinos.

Klemp ha estado bajo investigación desde que su embarcación, la Iuventa, fue incautada en el verano de 2017. Italia ahora se ha movido para prohibirle navegar cerca de sus costas.

Hablando con el periódico suizo Basler Zeitung, Klemp dijo que el dinero que ya había usado en su defensa podría haber sido utilizado en misiones de rescate. "Pero lo peor ya ha pasado", agregó. "Las misiones de rescate marítimo han sido criminalizadas".

Después de llegar al poder en junio de 2018, el viceprimer ministro de extrema derecha de Italia comenzó a negarse a permitir que algunos botes de rescate atracaran en los puertos italianos, e insistió en que otros países europeos comenzaran a tomar una mayor proporción de migrantes.

Hablando en ese momento, dijo que la muerte de cualquier persona que se ahoga al tratar de llegar a Europa debería "pesar sobre la conciencia de los traficantes y los que hacen el bien".

Las llegadas de migrantes procedentes del norte de África y Oriente Medio se han reducido considerablemente desde un pico en 2015, cuando Europa enfrentó su peor crisis migratoria desde la Segunda Guerra Mundial.