Mundo

Policía de Myanmar abre fuego contra manifestantes, mata a 18 personas y deja al menos 30 heridos

Las fuerzas de seguridad también hicieron arrestos masivos con el fin de disolver las protestas contra la toma del poder por parte de los militares

Por  AP

Policía de Myanmar abre fuego contra manifestantes, mata a 18 personas y deja al menos 30 heridos(Foto: AP)

Policía de Myanmar abre fuego contra manifestantes, mata a 18 personas y deja al menos 30 heridos | Foto: AP

Myanmar.- Este domingo fuerzas de seguridad en Myanmar abrieron fuego contra los manifestantes asesinando a 18 personas, 30 heridos, segun información de un funcionario de derechos humanos de la ONU dijo que tenían "información creíble".

Asimismo, las fuerzas de seguridad hicieron arrestos masivos con el fin de disolver las protestas contra la toma del poder por parte de los militares. Los informes iniciales en las redes sociales identificaron a un joven que se cree que fue asesinado, su cuerpo se mostró en fotos y videos tirado en una acera hasta que otros manifestantes se lo llevaron.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Esa sería la cifra más alta de muertos en un solo día entre los manifestantes que exigen que el gobierno electo de Aung San Suu Kyi vuelva al poder después de ser derrocado por un golpe de estado el 1 de febrero. Se cree que unas 1.000 personas fueron detenidas el domingo.

Leer más: Ejército da golpe de Estado en Myanmar tras la detención de líder Aung San Suu Kyi

"Según los informes, las muertes se produjeron como resultado de munición real disparada contra multitudes en Yangon, Dawei, Mandalay, Myeik, Bago y Pokokku", dijo la Oficina de Derechos Humanos de la ONU en un comunicado refiriéndose a varias ciudades, y agregó que las fuerzas también utilizaron gases lacrimógenos. granadas flash-bang y granadas aturdidoras.

Condenamos enérgicamente la escalada de violencia contra las protestas en Myanmar y pedimos al ejército que detenga de inmediato el uso de la fuerza contra manifestantes pacíficos, dijo su portavoz Ravina Shamdasani.

Un periodista de Associated Press fue puesto bajo custodia policial el sábado por la mañana mientras brindaba cobertura noticiosa sobre las protestas. El periodista Thein Zaw permanece bajo custodia policial.

La Voz Democrática de Birmania informó que hasta las 17: horas en Myanmar, había 19 muertes confirmadas en nueve ciudades, con otras 10 muertes sin confirmar. La empresa de medios independiente emite por satélite y televisión digital terrestre, así como en línea.

DVB contó cinco muertes en Yangon y dos en Mandalay, las ciudades más grandes y segundas.

Se registraron cinco muertes en Dawei, una ciudad mucho más pequeña en el sureste de Myanmar que ha visto a decenas de miles de manifestantes casi todos los días desde el golpe. Los testigos dijeron que la marcha del domingo también fue grande y que la gente estaba decidida a no ser expulsada de las calles.

Al menos 30 heridos dejó el enfrentamiento. Foto: AP

Confirmar la muerte de los manifestantes ha sido difícil en medio del caos y la falta general de noticias de fuentes oficiales, especialmente en áreas fuera de Yangon, Mandalay y la capital de Naypyitaw. Pero en muchos casos, las fotos y los videos que circularon mostraban las circunstancias de los asesinatos y fotos horripilantes de los cuerpos.

La Asociación de Asistencia Independiente a los Presos Políticos informó que tenía conocimiento de que cerca de 1.000 personas fueron detenidas el domingo, de las cuales lograron identificar a 270. Eso elevó a 1.132 el número total de personas que el grupo ha confirmado ser detenidas, imputadas o condenadas desde el golpe.

Se informó de disparos casi tan pronto como comenzaron las protestas el domingo por la mañana en Yangon, ya que la policía también disparó gases lacrimógenos y cañones de agua mientras intentaba despejar las calles. Se publicaron en las redes sociales fotos de casquillos de munición real utilizados en rifles de asalto.

En Dawei, los medios locales informaron que al menos tres personas murieron durante una marcha de protesta, respaldada por fotos y videos. Las fotos en las redes sociales mostraban a un hombre herido al cuidado de personal médico.

Antes del domingo, había ocho informes confirmados de asesinatos relacionados con la toma del poder por parte del ejército, según la Asociación de Asistencia a Presos Políticos, independiente.

El golpe del 1 de febrero revirtió años de lento progreso hacia la democracia después de cinco décadas de gobierno militar. El partido Liga Nacional para la Democracia de Suu Kyi se habría instalado para un segundo mandato de cinco años en el cargo, pero el ejército impidió que el Parlamento se reuniera y la detuvo a ella y al presidente Win Myint, así como a otros altos miembros del gobierno de Suu Kyi.

El domingo por la mañana, los estudiantes de medicina marcharon en Yangon cerca de la intersección del Centro Hledan, que se ha convertido en el punto de reunión de los manifestantes que luego se dirigen a otras partes de la ciudad.

Los videos y las fotos mostraban a los manifestantes corriendo mientras la policía cargaba contra ellos y a los residentes colocando barricadas improvisadas para frenar su avance. Algunos manifestantes lograron arrojar botes de gas lacrimógeno a la policía.

Cerca de allí, los residentes suplicaban a la policía que liberaran a los que recogían en la calle y los metían en camiones policiales para que se los llevaran. Se cree que decenas o más están detenidos.

“El mundo está observando las acciones de la junta militar de Myanmar y los hará responsables”, dijo Phil Robertson, subdirector para Asia de Human Rights Watch, con sede en Nueva York. "No se debe usar munición real para controlar o dispersar protestas y la fuerza letal solo puede usarse para proteger vidas o prevenir lesiones graves".

Las fuerzas de seguridad comenzaron a emplear tácticas más duras el sábado, tomando acciones preventivas para disolver las protestas y haciendo decenas, si no cientos, de arrestos. También se unió a la policía un mayor número de soldados. Muchos de los detenidos fueron llevados a la prisión de Insein en las afueras del norte de Yangon, históricamente conocida por tener presos políticos.

Leer más: Video de maestra de aerobics capta el momento justo del Golpe de Estado en Myanmar

Según la Asociación de Asistencia a Presos Políticos, hasta el sábado, 854 personas habían sido detenidas, imputadas o condenadas en algún momento en relación con el golpe, y 771 estaban detenidas o buscadas para su arresto.

El grupo dijo que si bien había documentado 75 nuevos arrestos, tenía entendido que cientos de otras personas también fueron detenidas el sábado en Yangon y en otros lugares.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo