Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Políticas de Trump hacia México perjudicarán a EEUU

El profesor del Centro de Estudios Internacionales del Colegio de México (Colmex) sostuvo que es grave que el magnate insista en su amenaza de que obligará al gobierno mexicano a pagar el muro que pretende construir en la frontera común.

Donal Trump.

México.-  A ocho días de que asuma la presidencia, el republicano Donald Trump está llevando la imbricada relación México-Estados Unidos hacia una tensión que puede desatar represalias del lado mexicano e impactos negativos para ambos países, dijo a Xinhua el politólogo Gustavo Vega.

El profesor del Centro de Estudios Internacionales del Colegio de México (Colmex) sostuvo que es grave que el magnate insista en su amenaza de que obligará al gobierno mexicano a pagar el muro que pretende construir en la frontera común.

 "Es sumamente preocupante. No se da cuenta de que puede crear una situación verdaderamente grave", afirmó el académico experto en la relación bilateral.

Trump reiteró en su primera rueda de prensa formal como presidente electo, la víspera, que edificará el muro y después hará que México reembolse su costo "de alguna manera", deslizando la idea de que podría ser mediante un impuesto.

Desde Nueva York, el republicano reafirmó que sancionará con un "gran impuesto" a empresas que saquen sus fábricas de Estados Unidos y se congratuló del anuncio hecho por la armadora Ford, el 3 de enero, de cancelar la construcción de una planta en el norteño estado mexicano de San Luis Potosí, para dirigir parte de los 1.600 millones de dólares de inversión hacia su planta en Detroit.

El presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, replicó pronto a las palabras de Trump reiterando que México "por supuesto" no pagará por el muro y expresando su rechazo a que se intente influir con base en miedo o amenazas en las decisiones de inversión de las compañías.

Vega dijo que es inaceptable la exigencia de que el país cubra el costo del muro en la frontera de 3.200 kilómetros de largo, estimado por expertos en unos 26.000 millones de dólares, que Trump plantea como respuesta a la migración ilegal y el tráfico de drogas.

El empeño del magnate en el tema podría provocar distintas reacciones por parte del gobierno mexicano, como reclamar a Washington mejores medidas para frenar el tráfico de armas de fuego que el crimen organizado usa en México para sus ilícitos o incluso no apoyar los esfuerzos en seguridad, delineó.

"Creo que el gobierno mexicano va a tener que tomar medidas de represalia, en un momento decir 'a partir de ahora ya no participo en seguridad' o cosas que le hagan entender que la situación puede ser grave para ellos", estimó el doctor en Ciencia Política por la Universidad de Yale.

Expuso que el proteccionismo comercial que Trump abandera en detrimento del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), vigente desde 1994, iría en contra de los propios intereses económicos del vecino país por la integración de los negocios entre México y varios estados, como California, donde 600.000 empleos dependen del pacto.

La política unitaleral también resultaría contraproducente para Trump en el renglón de la migración mexicana de la que se queja, la cual actualmente se encuentra en su nivel más bajo, advirtió el académico.

Enfatizó que la disminución de inversiones en manufactura, en tanto se multipliquen casos como el de Ford, provocará falta de empleo en México y disparará la migración de connacionales hacia Estados Unidos.

"Estamos en una etapa en que podríamos negociar acuerdos de movilidad legal, que es lo que ellos quieren, pero está haciendo todo lo contrario. Espero que las empresas norteamericanas ubicadas aquí le hagan entender a él y a los congresistas que es una locura lo que está haciendo", consideró.

Vega recordó que episodios pasados de choques en la relación bilateral sólo han dejado impactos negativos para las dos naciones, que por su vecindad mantienen interdependencia en múltiples temas y comparten una frontera común por la que cruzan diariamente un millón de personas.

La cancelación de un gasoducto desde el país hacia Texas por desacuerdos en el precio del gas, en la década de los setenta del siglo pasado, causó una enojada reacción de proteccionismo por parte del gobierno mexicano que terminó con una crisis económica en 1982, ejemplificó.

"A nosotros nos fue mal por una reacción nacionalista pero a Estados Unidos también, porque a final de cuentas la inmigración se aceleró", manifestó el especialista.

El profesor del Colmex consideró que Trump parece no calcular las reacciones que el gobierno mexicano pueda tomar, por lo que esperó que su discurso se quede en las palabras y ambos países encuentren fórmulas para avanzar.

 "Tendría la esperanza de que se le haga entender que eso que está haciendo va en contra de sus propios intereses", manifestó Vega.