Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Por besar a un amigo, Uber bloquea a usuario

Denis "N" denunció en redes sociales que la aplicación lo discriminó.

Por besar a un amigo, Uber bloquea a usuario. Foto temática (flickr.com).

San José, Costa Rica.- Un joven denunció en redes sociales que fue discriminado por parte de la empresa Uber.

Denis "N" contó en su cuenta de Twitter que un sábado "se fue de fiesta" y regresó a su casa en Uber, "como siempre".

Indicó que uno de sus amigos se sentó en el asiento del copiloto mientras que otro joven y él se sentaron en la parte trasera del vehículo.

“Íbamos muertos del cansancio, así que hablamos poco; casi ni comentamos nada. Yo decido recostarme en el hombro de mi amigo y darle un beso”, relató en su perfil.

Posteriormente, llegaron a su destino, agradecieron por el viaje y, como era su costumbre, lo calificó con cinco estrellas.

Imagen tomada de Twitter.

Días después, al tratar de usar la aplicación nuevamente, no pudo hacerlo. Por ello, revisó su correo electrónico y encontró que Uber lo había dado de baja de la plataforma.

Al recordar el viaje no podía pensar en algo inadecuado que hubieran hecho, por lo que llegó a la conclusión que al chofer le pareció inapropiado que el joven hubiera besado a otro hombre.

“No puedo creer que contraten a este tipo de colaboradores dentro de una empresa como ésta de transporte, que es usada por tanta gente, de todo tipo”, comentó.

En consecuencia, el joven pidió que le revelaran los motivos por los que el conductor logró que lo bloquearan.

Imagen tomada de Twitter.

 Con información de Prensa Libre.

 

Diplomacia de marca: cómo Francia reconquista al mundo

París, Francia.- La apertura del Louvre Abu Dhabi durante el fin de semana pasado es el último ejemplo de cómo la diplomacia cultural tradicional francesa está siendo suplantada por una política consumista.

Abu Dhabi compró en 500 millones de dolares los derechos para utilizar el famoso nombre del museo de París durante las próxima tres décadas. 

Foto: Museo Louvre Abu Dhabi. AP

Este ejemplo de "poder blando" va más allá de concesiones para nombres de museos (como el futuro Centro Shanghai Pompidou). La labor de conquista puede apreciarse en la exportación académica de la Sorbona, la proliferación de las boutiques Christian Dior en Asia, la cada vez más popular champaña Moet & Chandon, la cocina del magistral chef Alain Ducasse y los bolsos Louis Vuitton. 

Foto: Wikimedia Commons

"(Nuestra presencia global) solía ser gracias a los militares como Napoleón. Hoy en día hay maneras distintas de influir en el exterior", dijo a The Associated Press Laurent Stefanini, embajador de Francia ante la UNESCO. "El hecho es que las grandes instituciones conocidas se están exportando a sí mismas, exportando sus productos, exportando sus colecciones, exportando su savoir faire".

Si bien, hubo algunas quejas sobre la comercialización del patrimonio cultural francés cuando se lanzó el proyecto del Louvre Abu Dhabi, hoy es difícil encontrar a alguien que critique los esfuerzos de Francia por capitalizar la reputación única de sus museos y tradiciones de lujo en busca de atraer a la gente a la cultura francesa.

"Los ciudadanos extranjeros tal vez reconozcan a Francia ahora por sus marcas y nombres ... eso es algo bueno. Es una apertura. Este camino los llevará a los escritores; a la tecnología en la que avanza con muchos dominios", añadió Jack Lang, un influyente ex ministro de cultura francés que ahora dirige el Instituto del Mundo Árabe en París. 

Foto: Wikimedia Commons

Kering y LVMH, empresa matriz de marcas como Saint Laurent, Dior y Vuitton, así como de muchos champagnes y licores, tienen un dominio casi absoluto en los mercados de lujo de todas las regiones del mundo, y teniendo en conjunto ventas totales de 58 mil millones de dolares en 2016.

En la última década el gobierno francés ha reducido los fondos económicos a medios tradicionales para promover el idioma y la cultura francesa en el extranjero, como las escuelas preaparatorias Lycee Francais, en vista del actual dominio del idioma inglés en el mundo.