Mundo

Predicador culpa a homosexuales de incendios en Australia

El predicador Steve Anderson, expulsado de 33 países, aseguró que los incendios forestales que asolan Australia son un "castigo divino"

Por  Raúl Durán

El predicador Steve Anderson, expulsado de 33 países, aseguró que los incendios forestales que asolan Australia son un

El predicador Steve Anderson, expulsado de 33 países, aseguró que los incendios forestales que asolan Australia son un "castigo divino". | Foto: Especial

Australia se encuentra asolada por devastadores incendios masivos que ya han cobrado la vida de millones de animales y desplazado a miles de familias, una catástrofe que ha sido propiciada por el calentamiento global, la escasez de lluvia y otros factores, de acuerdo a la evidencia científica.

Sin embargo, un predicador de Arizona (EU) asegura que todo se trata de un "castigo divino" y que los verdaderos culpables de esta tragedia son los homosexuales.

Se trata de Steven Anderson, quien ha sido expulsado de 33 países, incluyendo Australia, debido a sus discursos de odio contra los miembros de la comunidad LGBTI.

El predicador compartió a través de la cuenta de Facebook de la Iglesia Bautista de la Palabra Fiel (Faithful Word Baptist Church), una publicación donde insinúa que los terribles incendios que devastan Australia constituyen un castigo de Dios debido a su expulsión del país.

Tal vez si Australia no estuviera prohibiendo y deportando predicadores del Evangelio, no estaría bajo el juicio de Dios", escribió.

En la publicación se muestra un mapa que señala los puntos donde actualmente hay incendios en Australia, así como el enlace de un video donde aparece Anderson afirmando que Dios utiliza los desastres naturales como "castigo divino".

El post del predicador estadounidense ha desatado una ola de críticas por parte de usuarios que califican sus palabras como un discurso de odio contra la comunidad LGBTI.

Anderson ya ha generado controversia por sus comentarios homofóbicos en el pasado. En 2016, celebró la masacre ocurrida en el bar gay "Pulse" en Orlando (EU), donde 50 personas fueron asesinadas.

También declaró que los homosexuales "deberían ser asesinados por lapidación para terminar con el SIDA".

Mientras tanto, los incendios forestales continúan asolando Australia.Hasta el momento han arrasado con 14.7 millones de acres y mil 300 viviendas, y han matado a más de 500 millones de animales y 24 personas, según informes de las autoridades.


 

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo