Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Premier de Tailandia declara en juicio por abuso

BANGKOK

Tailandia (AP) -- La primera ministra de Tailandia se defendió de las acusaciones de abuso de poder en su contra en un crucial caso que es uno de varios desafíos para ella y que podrían llevar a su remoción del cargo.

El testimonio de Yingluck ante la Corte Constitucional es el último giro en la actual crisis política de Tailandia. Simpatizantes acusan a la corte de buscar el derrocamiento de Yingluck a través del uso injusto del sistema legal luego de que seis meses de protestas en contra de su gobierno no llevaron a su renuncia.

La premier está acusada de usar su autoridad para transferir a su jefe del Consejo de Seguridad Nacional a otro puesto en 2011. Sus críticos dicen que la transferencia violó la Constitución y fue para beneficiar al partido en el gobierno.

"Quiero rechazar todas las acusaciones", dijo Yingluck con tranquilidad, sentada al lado de sus asesores legales. "Como primera ministra estoy obligada a cumplir con las responsabilidades que tengo con el pueblo y para el máximo beneficio del público general".

El caso fue presentado por senadores opositores el gobierno, quienes lograron una victoria inicial en febrero cuando otra corte decidió que el funcionario, Thawil Pliensri, debía ser reinstalado en su cargo.

Si Yingluck es declarada culpable de interferir en asuntos de estado para su beneficio personal o de su partido político tendría que dejar el cargo de primera ministra.

La corte no ha informado cuándo tendrá un veredicto.

Tailandia ha estado aquejada por conflictos políticos desde 2006 cuando el entonces primer ministro Thaksin Shinawatra, hermano de Yingluck, fue derrocado por los militares tras ser acusado de corrupción y abuso de poder. Los seguidores y opositores de Thaksin tomaron las calles por periodos alternos que actualmente se dirigen a provocar la salida de Yingluck, quien llegó al poder en 2011. Los opositores dicen que ella es manejada por su hermano, quien vive en un exilio autoimpuesto.

Más de 20 personas han muerto en protestas relacionadas con la petición de que Yungluck abandone el cargo.

Tanto los tribunales como las agencias estatales independientes son considerados opositores a la maquinaria política de Thaksin y existen temores de que los simpatizantes de Yingluck podrían regresar a la calle si creen que ella fue víctima de un "golpe judicial".