Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Presidente chino critica negación de historia de agresión japonesa

BEIJING

BEIJING, 7 jul (Xinhua) -- El presidente chino, Xi Jinping, afirmó hoy lunes que la historia y los hechos nunca pueden cambiarse, durante una ceremonia para conmemorar el 77º aniversario del inicio de la guerra de resistencia del pueblo chino contra la agresión japonesa.

"La historia es historia y los hechos son hechos. Nadie puede cambiar la historia y los hechos", señaló Xi al pronunciar un discurso ante más de 1.000 personas en el Museo de la Guerra de Resistencia del Pueblo Chino contra la Agresión Japonesa en las afueras de Beijing.

"Cualquiera que intente negar, distorsionar o embellecer la historia no encontrará el acuerdo del pueblo chino y las personas de otros países", dijo Xi, refiriéndose a la preocupación de que Japón está tratando de distorsionar la historia de la guerra.

La Guerra de Resistencia del Pueblo Chino contra la Agresión Japonesa empezó en 1937 y concluyó con la derrota de Japón en la Segunda Guerra Mundial en 1945.

"Es una pena que una pequeña minoría de gente aún ignore la historia férrea y el hecho de que decenas de millones de inocentes sacrificaran sus vidas en la guerra", señaló el mandatario chino.

Esta minoría ha negado repetidamente, e incluso embellecido, la historia de la invasión, socavando la confianza mutua entre los países y creando tensiones regionales. Tales acciones han sido condenadas enérgicamente por los pueblos que aman la paz del mundo, apuntó Xi.

"La historia es el mejor libro de texto, así como la mejor dosis de sobriedad", destacó Xi, quien agregó que el pueblo chino que recuerda el dolor de la guerra siempre ha buscado la paz.

"La historia nos dice que cualquier agresión por la fuerza está destinada al fracaso", advirtió Xi. "China seguirá firmemente el camino del desarrollo pacífico y espera que el resto de países en el mundo puedan adoptar el mismo camino", añadió.

El presidente chino realizó estas declaraciones después de la reinterpretación que Japón hizo de su Constitución pacifista la semana pasada.