Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Proclamarán rey a Felipe el 18 de junio

MADRID

MADRID.(El Universal).- La cuenta atrás para que el príncipe Felipe de Borbón sea el nuevo rey de España ha comenzado; es prácticamente un hecho que su reinado comenzará el 18 de junio.

Tras la abdicación el lunes del rey Juan Carlos, ayer el Consejo de Ministros del gobierno que preside Mariano Rajoy, reunido de forma extraordinaria en el Palacio de la Moncloa, aprobó el proyecto de Ley Orgánica de Abdicación que hará efectiva la renuncia del rey. Una ley cuya aprobación es necesaria para que se produzca la sucesión al trono, pero que en 39 años de reinado no se había redactado.

La Corona vive una crisis institucional. Por eso los dos principales partidos: el gobernante Partido Popular y el opositor Partido Socialista Obrero Español (PSOE) quieren que la sucesión al trono se haga de la forma más rápida y calmada posible. Temen que se repitan las manifestaciones del lunes, cuando miles de personas exigieron en las calles un referéndum sobre el modelo de Estado: monarquía y república, convocados por los partidos de izquierda.

La Ley Orgánica aprobada ayer de urgencia especifica que la abdicación será efectiva cuando el texto entre en vigor en el momento de su publicación en el Boletín Oficial del Estado. La ley fue enviada al Congreso de los Diputados, donde la semana que viene será votada. Para su aprobación se necesita mayoría absoluta, que son 176 votos. Dado que el PP la tiene, se aprobará sin problemas.

También contará con los apoyos del PSOE, de Unión Progreso y Democracia (UPyD), de los nacionalistas catalanes de Convergencia i Unió (CiU) y de Foro Asturias. Pero tendrá la abstención del Partido Nacionalista Vasco (PNV) y el voto en contra del bloque de izquierda encabezado por la coalición Izquierda Plural —que ya advirtió que seguirá exigiendo un referéndum para que los ciudadanos puedan elegir el modelo de Estado que deseen—, y Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), Nueva Canarias y el Bloque Nacionalista Galego. Es decir, el proyecto de ley contará con más de 300 votos a favor, de los 350 votos que conforman la Cámara Baja.

Después pasará al Senado y, si todo marcha como está previsto, se publicará el 18 de junio en el Boletín Oficial del Estado, donde quedaría ratificada y en vigor. El rey Juan Carlos firmaría entonces la abdicación y ya se podría celebrar la ceremonia en la que su hijo será proclamado rey como Felipe VI. En ese mismo momento, su hija la infanta Leonor pasará a ser princesa de Asturias y heredera al trono, mientras no tenga hermanos.

Las infantas Elena y Cristina, hermanas del príncipe Felipe, y quienes tienen asignada una cantidad anual, además de sus propios actos oficiales, seguirán siendo infantas, pero ya no serán familia real (que se integra por el rey, su esposa, susascendentes en primer grado y sus descendientes)

Quien no está claro las funciones que tendrá, ni su tratamiento, ni la dotación que recibirá cada año de los Presupuestos Generales del Estado, ni si perderá o no la inviolabilidad de la que según la Constitución disfruta actualmente, es el rey Juan Carlos, porque hay un enorme vacío legal al respecto. Seguirá siendo parte de la familia real pero sin funciones constitucionales. Y seguirá viviendo en el Palacio de la Zarzuela. Su despacho pasará a ser del príncipe, pero cada familia mantendrá la misma vivienda que tienen hoy en día en el recinto del Palacio de El Pardo.

El rey agradeció ayer las muestras de cariño que dijo haber recibido de parte de los españoles. En el Palacio de la Zarzuela, en el marco de la audiencia con el presidente del grupo Volkswagen, Martin Winterkorn, el monarca negó estar triste por la decisión de abdicar y animó a los españoles a "seguir adelante".

Por su parte, la reina Sofía se declaró "tranquila" con el proceso de cambio, que, dijo, "va a ser completamente tranquilo y la continuidad va a seguir con el príncipe" Felipe.

La infanta Elena, quien se encuentra de visita en Ecuador como directora de Proyectos Sociales y Culturales de la fundación española Mapfre, afirmó que ya conocía la decisión de su padre de abdicar. "Como familiar claro que sí", explicó.