Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Prostituta no tenía razón para matar ejecutivo

SANTA CRUZ

SANTA CRUZ, California, EE.UU. (AP) -- Una prostituta de lujo acusada de administrar una dosis letal de heroína a un ejecutivo de Google a bordo de su yate no tenía motivos para matar al hombre, dada la cantidad de dinero que recibía de él, afirmó el miércoles el abogado defensor.

Larry Biggam, cuya firma de abogados representa a Alix Tichelman, de 26 años, dijo después de una audiencia judicial que Tichelman tenía todas las razones para continuar la relación con Forrest Hayes.

"No había ninguna intención de dañar o herir al señor Hayes", dijo. "¿Por qué iba a hacerlo? Él era una fuente lucrativa de ingresos para ella. Ella apreciaba la generosidad y tenía un motivo, si los hubiere, para alargar la relación, no para terminarla".

Biggam dijo que Tichelman y Hayes se involucraron en "uso de drogas consensual mutuo" durante un encuentro sexual que fue iniciado y alentado por Hayes.

La policía sostiene que Tichelman no ayudó a Hayes ni llamó a la línea de emergencias 911 cuando él quedó inconsciente después de que ella le suministró heroína el 23 de noviembre.

Tichelman se declaró inocente el miércoles de los cargos de homicidio, lesiones corporales graves y posesión de heroína. Los fiscales han dicho que aún están revisando el caso y pueden levantar cargos adicionales, más graves, en su contra.

Un juez también negó su petición de ser liberada y mantuvo su fianza en 1,5 millones de dólares.

Imágenes de cámaras de vigilancia del yate muestran cómo Tichelman recoge sus pertenencias, entre ellas la heroína y las agujas, casualmente pasa por encima del cuerpo de Hayes para terminar una copa de vino, limpia un mesón y luego baja una persiana antes de abandonar el barco, dijo la policía.

Hayes, de 51 años y padre de cinco hijos, fue hallado muerto al día siguiente por el capitán del yate Escape, de 15 metros (50 pies).

El caso ha llevado a la policía en Milton, Georgia, a volver a examinar la muerte por sobredosis del ex novio de Tichelman, Dean Riopelle, de 53 años, el dueño de un conocido local de música en Atlanta.

No está claro cuánto tiempo llevaba Tichelman trabajando en la prostitución, aunque la policía en Santa Cruz dijo que tenía muchos clientes acaudalados de Silicon Valley.